Del Tintero


Cuahutémoc Cárdenas Solorzano… EL OTRO ROSTRO DE LA REALIDAD MEXICANA

Por: Armando León Lezama


En mis treinta años en el ejercicio del periodismo, he logrado estar de manera cercana al hijo del general Lázaro Cárdenas del Río, para mucha población del pueblo mexicano, en ese entonces, “El tata Lázaro”, en varias ocasiones.

Rompiendo ésta vez, las formas de la discreción en el actuar del periodismo, ya que al encontrar a don Cuahutémoc Cárdenas Solorzano, subiendo los escalones dirigiéndose al teatro al aire libre del IMSS, gustoso lo saludé y le recordé la anécdota ocurrida en tiempos del gobierno municipal del ayuntamiento paceño, de Adán Ruffo Velarde – 1993 – 1996 -. Personaje social actualmente con mucha estima popular.

Le comente, “Ingeniero, le recuerdo una mañana que después salir del edificio, hoy centro cultural, del ayuntamiento de La Paz, cito en las calles de 16 de septiembre y Belisario Domínguez, su pequeña comitiva bajó hasta el malecón y a la altura del hotel Perla, le dice uno de sus acompañantes, “Ingeniero, el presidente municipal nos mandó dos tiburones”, a lo que respondió el primer jefe de gobierno del antes Distrito federal: “Y como nos los vamos a comer” y escucha en contestacion. “Señor, son elementos del grupo táctico municipal”, soltando por segunda ocasión la risa.

Asimismo sonrió esa vez le dije. Y comento, “no es para menos”.

Resultó irónico, que el día que don Cárdenas Solorzano, presentó de manera pública en la ciudad de La Paz, su pregón de avanzar por la ruta de lograr instaurar un congreso constituyente y una nueva constitución para México, que viene impulsando conjuntamente con otros ilustres ciudadanos desde el primer bimestre del año 2018, en el otro extremo de la ciudad, en la UABCS, Ricardo Monreal, el senador de moda, presentará un libro, “El acceso de las mujeres a la justicia”.

Lo irónico, es que dos puntas de la misma madeja, vertian enfoques, en el caso de don Solorzano, 210 propuestas por un México de iguales, con un sentido profundo del despojo, la violencia y la desigualdad, que debieron merecer el público que acaparó el ego del político senador de la República mexicana.

Más la madurez política y ciudadana de asistentes con conciencia del deber ser por México y sus mexicanos, nutrieron el encuentro, frente al mar, al aire libre; no en cuatro paredes y al servicio del ego a la persona, “deme su dedicatoria”. En el contenido del documento presentado por la exposición cardenista, asume su pertenencia histórica desde hace más de 80 años.

Es parte del “Llamado por México, lineamientos generales para un proyecto de país”.

Constituye elaboración colectiva e intergeneracional, formuladas desde las necesidades reales de las mayorías populares en resistencia contra el despojo, la violencia y la exclusión.

Su acondicionamiento va más allá de lo electoral. Surge desde lo local y desde las fuerzas sociales, que constituyen la base para la construcción de una patria igualitaria, con justicia, libertad y soberanía.

Se trata de un proyecto común, que apoye la visibilización de la realidad concreta de nuestro país, en contraposición a la simulación institucional, ayudando a la reconstrucción del pensamiento emancipatorio, libre de ataduras, plural y solidario.

De manera que el verdadero rostro, de ese país distinto, es el que se dibuja a ras de suelo, en la sierra, el campo, las costas y las ciudades. Por pueblos, comunidades, colonos, trabajadores, mujeres, jóvenes, víctimas indignados, resistentes y constructores de realidades con independencia y autonomía. Son entonces, 210 propuestas, que lleven a México a un constituyente y una nueva constitucion, para un país, que es una nación integrada, plurietnica, multicultural, soberana, participativa, igualitaria y forjada colectivamente.

Es entonces, una propuesta de fondo y de largo alcance la propuesta de uno de los personajes más distinguidos del México actual: Cuahutémoc Cárdenas Solorzano.

La tarde estaba airada, el malecón en bullicio, era viernes 15 de noviembre de 2019, un desfile de carros, conocido populosa mente como “gallo vehicular” transitaba con bastantes carros. Eran miembros del IMSS con todo y banda de música en el cierre de campaña de una planilla sindical. Minutos después, pero en sentido contrario, vehículos policiales con torretas encendidas, apoyaban el paseo de un grupo de motociclistas.

En tanto, numerosas personas transitaban ya caminando, ya corriendo, en bicicletas por toda la banqueta del malecón costero de La Paz, Baja California Sur.

El trajín era intenso que hasta el viento despeinó mi cabeza, tal como se ve en la foto: Gajes del oficio.

2 comentarios en “Del Tintero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s