ABCdario


Por Víctor Octavio García

Avances

Negar que no existan avances en BCS resulta más allá de un despropósito una mezquindad, por supuesto que los hay y los ha habido; hasta hoy no he conocido ningún gobierno que no haya hecho su aportación en bien del estado; todos y cada uno de los gobiernos que nos antecedido han hecho sus aportaciones de acuerdo a sus tiempos y circunstancias, unos más otros menos, ¡claro!, algunos se les recuerda más que a otros.

He tenido la fortuna y privilegio de recorrer gran parte del estado y he encontrado testimonios de lo que consigno en este espacio desde pequeñas represas para contener aguas broncas en cañadas, gaviones, trabajos de electrificación, caminos, comunicación telefónica hasta nuevos hospitales y escuelas; pescadores, temporaleros, rancheros, prestadores de servicios, amas de casa, campesinos, estudiantes etc., han sido beneficiarios de la mano benefactora del gobierno, y es quizás este año que está por concluir el mejor escenario para valorar que la presencia del gobierno en cada rincón, ranchería y población de BCS es real e innegable ; en 2019 hubo recortes importantes al presupuesto que afectaron de manera significativa un sinnúmero de programas sociales y de apoyo a los sectores productivos hecho que en ningún momento paralizó la dinámica económica de BCS porque se han seguido rehabilitando caminos vecinales, otorgando apoyos sociales, atendiendo hospitales, apoyando al deporte, impulsando el turismo y atendiendo demandas de la educación.

Las medidas de austeridad tomadas por el gobierno federal –incluido numerosos recortes presupuestales y desaparición de programas sociales y de apoyo a los sectores productivos como procampo, entre otros–, han paralizado varias economías locales registrando fuertes brotes de inconformidad social como han ocurrido en Guerrero, Sonora, Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Sinaloa, etc., arrastrándolos hacía una recesión económica con crecimiento cero y menos cero; estados que no se prepararon ni tomaron previsiones para hacer frente a lo que hoy está ocurriendo en el país con el comportamiento incierto y el mal manejo de la economía.

La administración pública del gobierno BCS se sujetó a una fuerte disciplina presupuestal aunado al esfuerzo recaudatorio que registró un 12% más que lo recaudado en el año anterior que permitió atender sectores y grupos vulnerables afectados por las medidas de austeridad que quedaron al margen de las prioridades del gobierno federal, merced a esto y al manejo ordenado y disciplinado en el gasto público el estado logró mantener el servicio del centro de oncología que no solo atiende población abierta sino a la derechohabiencia del ISSSTE, atender pescadores, agricultores, campesinos, estudiantes, comunidades rurales, etc., logrando que la economía creciera mucho más que el promedio registrado a nivel nacional con mejores salarios, más empleos y una mejor calidad de vida de los sudcalifornianos ¿si estos no son avances, luego entonces qué son?

Crecer en medio de fuertes limitaciones sin obra pública y sin inversiones extraordinarias destacando como un estado con mayor crecimiento en el país, no es obra del Espíritu Santo sino producto de un manejo cuidadoso de los recursos con los que se cuenta y esto se logra a través de una rigurosa disciplina en el gasto público, ordenando y priorizando el gasto programable que atienda por igual las exigencias que plantea el crecimiento y el desarrollo traspalándolas con las demandas más reiterativas de la sociedad; hoy los sudcalifornianos vivimos una mejor calidad de vida que hace treinta o cuarenta años con más y mejores oportunidades y esto es producto del actual gobierno y también de los anteriores gobiernos que anteceden que hicieron posible, de acuerdo a sus circunstancias, el actual proyecto de vida que hoy disfrutamos, negarlo es tanto como caer en la ruindad de la mezquindad y del egoísmo. ¡Qué tal!

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a victoroctaviobcs@hotmail.com

Un comentario en “ABCdario

  1. Willy Milano

    Maestro: Cuando dice “negar que no existan avances” está haciendo la negación de una negación, o sea que está afirmando. Está realmente diciendo “decir que existan avances es una mezquindad”, y no creo que sea lo que quiere decir. Lo correcto es “Negar que existan avances es una mezquindad”, o también “Decir que no existan avances es una mezquindad.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s