ABCdario


Por Víctor Octavio García

Costos

En cuarenta años de emborronador de planas he pagado infinidad de costos periodísticos e incluso personales, de desprestigio y calumnias, y los he soportado, los últimos los cubrí en el Colectivo Pericu donde colaboro y soporte a lo largo de varios años todos los días una ruin campaña mediática de desprestigio personal y periodístico donde no me bajaban de corrupto y puto; lo curioso es que el editor de ese portal –Cuauhtémoc Morgan– lo permitió sin el menor pudor tal vez porque las consignas y el financiamiento provenía del mismo partido del joven Morgan.

Con el tiempo descubrí el origen y las fuentes de financiamiento de esa burda y ruin campaña que Morgan dejo pasar como Juan por su casa, y he guardado silencio todos estos años esperando la llegada de frentes templados o los tiempos donde los hay para tirar las varas o para juntar los cuetes; el costo es que muchos que leyeron o les platicaron lo que decían de mí, creyeron, tema que no me preocupa, me preocupa el egoísmo y la mezquindad quienes creyeron lo que más les convenía o embonaba en sus obscuros intereses.

Hace un par de meses tomé una decisión; no confrontarme con nadie por la cual también estoy pagando excesivos costos personales y periodísticos, tema que tampoco me preocupa porque no he cambiado mi línea periodísticas ni mis convicciones políticas, he cambiado mis esquemas personales para atemperar y templar mi carácter irascible y fajador –como los toros viejos, como me dijo en una ocasión Leonel Cota Montaño– por otro esquema más sereno, reposado y sobre todo conciliador, cosa que no ha sido fácil para mí; toda mi vida he sido cañonero más no mercenario; jamás he escrito por consigna o por pago hecho que se traducido en mi forma de ser de vivir siempre en la medianía.

No me gusta hablar de mí pero en ocasiones es necesario hacerlo, no para dar explicaciones sino para fijar una posición de cara a los nuevos tiempos que, como todo en la vida se debe estar dispuesto a los cambios que gusten o no, son necesarios y saludables en aras de renovarse o morir.

Este martes 5 de noviembre acudí, invitado claro está, a una reunión interna del delegado de los programas federales con sus colaboradores y personal de la Secretaria de Bienestar; ¡cuál sería mi sorpresa! que en la arenga del profesor Victor M. Castro Cosio homenajeó y destacó mi trabajo periodístico ¡Palos!, hecho que me dejo “cascabeleando”, y vaya que no era para menos; jamás en mi vida había sido objeto de un reconocimiento a capela, modesto, natural, de quien fue por muchos años blanco preferido de mis dardos periodísticos; Víctor Manuel Castro Cosio; hoy Castro Cosio, Leonel Cota Montaño, Narciso Agúndez Montaño y Rubén Muñoz Alvares, entre otros, con quienes tuve fuertes confrontaciones y agrios desaguisados en el pasado, he relanzado no mi amistad, sino una nueva relación de entendimiento y cordura.

¿Qué va a pasar?, no va a pasar nada, yo seguiré igual o peor de “jodido” con la honrosa diferencia de que no cargaré con ese pesado lastre que tanto daño me han causado en el pasado; mi línea no cambia ni cambiará, como no cambiará mi forma de ser ni el actual estado de cosas, ya no quiero que me golpeen mis hijos, que me dañen en mi patrimonio ni que lleguen a mi casa piedras bailando zamba que quiebren vidrios, lo que quiero y aspiro es paz y seguirme identificado con la clase política de BCS no por sus puestos ni sus futuros políticos, sino por nuestra tierra, cuna y nuestros orígenes que nos han dado identidad y pertenencia. ¡Hasta entonces!

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a victoroctaviobcs@hotmail.com

4 comentarios en “ABCdario

  1. DIANA PANTOJA

    Sin comentarios ; mucho muy respetable la posición del Señor Periodista. solo que estos politiquillos ya , me parece y lo digo de la forma mas respetuosa posible, ya no representan los intereses genuinos del pueblo; me parece habría que identificarse con una nueva generación ,de viejos y jóvenes que verdaderamente hagan que la política, la buena política sirva a nuestros pueblos y a sus gentes..

  2. sestiando bajo un zalate

    yo pienso que el superdelegado mas bien no quiere que le tires duro y al gogote y te quiere de su lado, sabedor el el bandido del profe …… que tu le sabes su mañas y triquiñuelas.

    en policia y transito municipal dicen que el profe no va ser gober…..y casi se animan apostar

    vox populi vox dei

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s