ABCdario


Por Víctor Octavio García

¿Y Esteban Ojeda?

¿Qué va a pasar con el Dip. Esteban Ojeda Ramírez, tras el conflicto de interés en el Congreso del Estado?, es una de las interrogantes que revolotean en los mentideros políticos de la que aún no se concreta una repuesta puntual y satisfactoria a tan burdo y ruin proceder; los del ala dura de Morena llevan días tratando inútilmente de confundir a la opinión pública desvirtuando los hechos con alegatos y defensas estériles soltando acusaciones disparatadas como tiros de dispersión de escopeta. ¡Pobres!

Como era de esperar –al más ranció estilo de los chairos– la prensa miente, los periodistas atacan por consigna y quieren “chayote”; otorgando sin conceder, ¿en qué quedará el agandalle del Dip. Esteban Ojeda Ramírez con su atraco a las finanzas del poder legislativo, en una mentira de la prensa o en una alcahuetería de los chairos?; la pregunta sigue en pie.

Una de las repuestas que han hilado con serias dificultades –ante ellos mismo, más no ante la opinión pública– es el de desatar un feroz golpeteo contra Armida Castro, alcaldesa de Los Cabos, exhibiéndola en una de las conferencias “mañaneras” del presidente como una alcaldesa despilfarradora; eso y descalificar a la prensa equivale tirarle pedradas al viento.

Increíble que quién anunció aquel memorable 11 de septiembre de 2018 la eliminación de ese “privilegio” (fuero) que está correlacionado con la impunidad, la corrupción y el abuso de autoridad, por una traicionera jugada del destino hoy se ha convertido en un testigo protegido, en un indiciado por abuso de autoridad, protegido y solapado por el fuero que dijo, eliminaría. ¡Sí Chuy, cómo no!

En otro país donde exista vergüenza y haya dignidad –para no hablar de ética política– ya hubiese dimitido dejándole el lugar a su suplente, pero no, se defienden como gato boca abajo como si los malabares políticos suplieran la ley. Y que renuncie no lo vamos a ver; al menos en este país jamás se ha visto que un “cochi” suelte la mazorca.

Y tan va en esa dirección la “guasanga” que el dirigente de Morena en el Estado no ha dicho ni una palabra; su silencio es ensordecedor como ensordecedoras son las defensas y descalificaciones de sus adictos en las redes sociales; buscan culpables “gargantas profundas” por dónde se filtró la información sin reparar que toda información que se relacione con el manejo de recursos públicos es pública y debe ser pública (Artículo 75 de la Ley de Transparencia).

Esperamos que en la semana que inicia hilen una repuesta que ponga punto final a la tribulación que se está haciendo costumbre de que ayer estuvimos mejor que hoy y que mañana estaremos peor que ahora; construir una repuesta legal y política que permitan reconstruir la dañada confianza y credibilidad en el Congreso del Estado, y se dejen de confrontaciones estériles con la prensa y supuestos adversarios que no existen, excepto sus graves metidas de pata y su mal proceder. ¡Échense ese trompo a la uña!

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a abcdario_@hotmail.com

Un comentario en “ABCdario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s