ABCdario


Por Víctor Octavio García

Amenazas persistentes

* ¿Minas?

El tema de la cancelación de las minas está muy lejos de estar superado o solventado; la semana pasada la minera “La Testera de San Antonio” fue denunciada directamente ante el Presidente de la República de seguir operando no obstante el pomposo anunció de Profepa de haber sido cancelada, el tema sigue presente guste o no guste.

En Loreto existen 80,290.4503 hectáreas destinadas a la explotación minera tanto en la sierra de La Giganta como en la sierra de Guadalupe y Santa Martha; 80, 290.4503 hectáreas amparadas en quince concesiones que usufructúan tres empresas mineras; la minera Grupo México de Eugenio Garza Larrea, con 10 mil hectáreas ubicada en las sierras de Mulegé; la canadiense Loreto Cupper con 9,571 hectáreas en sierra de La Giganta y la Australiana Azure Minerals con dos concesiones también en la sierra de La Giganta, en Loreto, esta última con interés solo comprar el mineral, no explotarlo. Las fechas de inicio operaciones y vencimiento están amparados en 15 concesiones que van de 2010 hasta 2063 (cuando el presidente Felipe Calderón concesionó 106 mil hectáreas de tierra para explotación minera en las sierras de La Giganta y Guadalupe); de las quince concesiones solo una tiene fecha de inicio de operaciones el 30 de enero de 2013, con fecha de vencimiento en 2063, las 14 concesiones restantes tienen fecha de inicio de operaciones de 2010 y fecha de vencimiento de 2060. La minera australiana Azure Minerals opera al igual que la minera de Rubén Muñoz, “Hacienda del Oro”, como una empresa de “papel” que no pretende instalar o explotar ninguna mina pero si conformar portafolios de lugares “prometedores” para ofertarlos y venderlos.

Predios en litigio en Tribunales como de San Juan Londó –corazón agrícola de Loreto– y el “Sauce” donde existen metales preciosos y conductivos como oro, plata y cobre, siguen en la mira de las mineras muy por encima de la farsa de los políticos; ninguna de las 15 concesiones, vaya ni un solo metro de tierra de las 80, 2890.4503 hectáreas ha sido revocado; mineras al igual que la de Rubén Muñoz, esperan que baje la presión social y mediática para entrar en operación.

Esto explica el por qué el alcalde de La Paz, exhibido públicamente como pro minero, no haya renunciado a sus acciones (mayoritarias) en la empresa “Hacienda del Oro”, y explica también el tibio NO expresado por el Presidente López Obrador en su última visita a Cabo San Lucas donde sólo se refirió a la minera Los Cardones. Se requieren acciones más conducentes, claras, comprometidas y enérgicas para poner salvo a BCS de las amenazas de las mineras; leyes que sean lo suficientemente claras paras blindar al estado, de lo contrario, con tibios pronunciamientos y débiles argumentaciones en los diseños de los Planes municipales de Reordenamiento Ecológico Local (POEL), las amenazas persistirán. ¡Pobre patria mía!”.

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a abcdario_@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s