ABCdario


Por Víctor Octavio García

Interregno

* Sindicato al garete

Persisten los problemas al interior del Sindicato de Burócratas tanto en las secciones de Los Cabos como La Paz, en el resto de los municipios quiérase o no se están subsanando las irregularidades e inconsistencias que se presentaron durante el atrabancado y fallido proceso interno para elegir dirigentes, aparentemente todo camina con normalidad. ¿Qué se requiere para salvar y poner punto final a las diferencias irreconciliables en la Sección La Paz?; hay varios escenarios y citaré sólo dos; Primero.- Que la autoridad federal defina y pronuncie su veredicto en cuanto a quienes son los que tienen la razón legal, sobre todo un veredicto pronto y expedito, sin dilaciones ni distorsiones, sin embargo esto no acabaría con el conflicto porque seguramente el desfavorecido con el dictamen optaría por el amparo y el asunto estaría llevándose otro tiempo considerable y sería cuento de nunca acabar, estando así las cosas se vislumbra que el diferendo va para largo, al menos 2 o 3 años más de dimes y diretes en las instancias judiciales.

Segundo.- Que los dos bandos con sus principales actores (ya muy deteriorados por cierto) se sienten a dialogar y busquen un punto de acuerdo o un justo medio para arreglar sus diferencias o malos entendidos a sabiendas que los más perjudicados son los miles de trabajadores sindicalizados que hay en los 3 niveles de gobierno y organismos descentralizados, partiendo de esa reunión y por el amor al sindicato que dicen sentir, que renuncie o renuncien a Eduardo Valdez a seguir ostentando la Secretaria General de la Sección La Paz, y mediante asamblea que la base elija un sustituto interino mientras se lance la convocatoria respectiva por parte del pleno como órgano colegiado y se instale el Comité Electoral para que organice, conduzca y realice las elecciones conforme a los estatutos y normatividad del Sindicato, así mismo el otro involucrado Mauricio Higuera necesariamente debe renunciar a su empecinamiento de declararse ganador de una elección “anti natura” cargada de inconsistencias e irregularidades, y se abstenga de participar en otro proceso electoral inmediato para que retorne la tranquilidad en el gremio sindical, porque el conflicto mismo ha roto la armonía que existía entre los sindicalizados hasta hace poco. Este último escenario es el más salomónico de los arreglos que bien pudieran explorar pero también es el más complejo y difícil, no porque no pueda llevarse a cabo, sino porque tanto Eduardo Valdez como Mauricio Higuera están cortados por la misma tijera, son tipos viscerales que solo reaccionan u obedecen a los latidos de sus hígados, sin que les importe un comino la base sindicalizada ni la propia Institución sindical, sin embargo ellos no se mandan solos, hay intereses detrás de ellos como en el caso de Mauricio Higuera que están plenamente identificados, así mismo el Gobierno del Estado debe suprimir los apoyos al Comité Estatal para que deje de ser proveedor de recursos humanos y financieros al propio Higuera; y por parte de Valdez, que se maneja más independientemente, sin embargo tampoco se manda solo, sí Gobierno del Estado, Tribunal de Justicia, Ayuntamiento y SAPA le suspenden los apoyos extraordinarios no aguantaría 15 días sin tirar la toalla, y lo deberían de hacer para presionar de cierta manera para que ambas partes lleguen a un arreglo civilizado.

Urge que se haga algo pero ya, verbigracia como una especie de glasnost que aliente una limpia general al interior del Sindicato Estatal, y que el pleno como autoridad máxima se erija en reunión deliberativa y exijan la salida de la negativa presencia de quien “charolea” como secretario general sin serlo, así como de la dama del ajonjolí de todos los moles que le acompaña que es quién maneja los hilos del sindicato haciendo gala de su ferocidad y agresiva presencia con lo que pretende intimidar a los integrantes del pleno, que siendo medrosos y tímidos aún no se han dado cuenta del gran poder de decisión que tienen si tomarán acuerdos y los hicieran valer; esperemos que pronto, muy pronto se llegue a un arreglo ya sea por mandato judicial o bien, por acuerdos respetuosos y estableciendo compromisos en bien de la Institución Sindical, porque aquí quién más gana no es Valdez ni Higuera, sino la parte patronal que no tiene contrapesos y los servidores públicos sindicalizados están a merced de cualquier atentado a sus derechos laborales y humanos. ¡Qué tal!

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a abcdario_@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s