Del Tintero


POLÍTICOS, HAN FALLADO AL MOVIMIENTO SOCIAL, INSURGENTE DE 1970 y 1993

  • Las pandillas de la política, se la llevan naufragando
  • La sociedad sudcaliforniana, los va a rebasar
  • El panismo tiene una deuda con el pueblo de Baja California Sur

Por: Armando León Lezama

La sacudida al P.R.I. fue fulminante en las urnas, por parte de los electores que votaron durante la jornada comicial del día 7 de febrero de 1993 en el Estado de Baja California Sur.

La población, supo desde esa fecha, que se siente, tumbar a la camarilla tricolor, que desde que el P.R.I., fue P.R.I., estaban sentados en las sillas de los poderes del Estado Sudcaliforniano.

Un Estado incipiente, que en 1975 logró pasar de territorio a entidad libre y soberana, para ser miembro del pacto federal de los Estados Unidos Mexicanos y comenzar su vida política, económica, social, productiva y autónoma, llevada de la mano de políticos del partido revolucionario institucional.

Ángel César Mendoza Arámburo, primer gobernador constitucional electo por el pueblo de éste Estado 30, que tuvo la aureola popular, el mandato del nativismo y de los de arraigo, luego de esa lucha victoriosa de Loreto 70, que desterró en ese momento los gobiernos militares y puso en alto la civilidad política de los Sudcalifornianos, ante el gobierno federal, que no tuvo otra opción, que aceptar la madurez de un pueblo, para gobernarse a sí mismo.

Don Ángel, caminó siempre por su ciudad de La Paz. Llevó esa aureola del deber cumplido; no solo por la proeza de ser un querido gobernador, también por su sencillez y actitud.

Lo comprobé años posteriores a su mandato social por la vía constitucional. Lo encontraba por la calle Nicolás Bravo, a la altura de la Melitón Albañez, por donde está el congreso local. Bien subía hacia la calle México, o ya venía hacia la Isabel la católica.

Entonces, me emparejaba en su camino y le hacía plática. Siempre me atendió, me escuchó y dio su opinión. Lo acompañaba veinte o treinta metros y nos despedíamos. Su sencillez lo hacía más grande, al tratar bien a sus semejantes.}

Otra experiencia, fue un momento cumbre para don Ángel. Lo presencie. En la sala de sesiones José María Morelos y Pavón, del congreso local. También muchos años después de ser gobernador. Al mencionar el nombre de don Ángel César Mendoza Arámburo, el diputado con voz en el micrófono ante los presentes en ese recinto oficial, la concurrencia brindó muchos aplausos. Un minuto y medio de aplausos, cálidos, fraternos, de reconocimiento al mérito de quien fuera jefe político estatal y honorable conciudadano.

No corrieron con la misma suerte sus tres sucesores de las filas del P.R.I.: Andrés Alberto Alvarado Arámburo; Víctor Liceaga Ruibal; y Guillermo Mercado Romero. Se fue perdiendo el brillo de la legitimidad.

Andrés, dejo de herencia el tema hidráulico, dejó obra pública y vivió las postrimerías del júbilo del movimiento sudcaliforniano, Loreto 70. Víctor, elevó el tema del narcotráfico a nivel de la familia del gobernador. Guillermo, inauguró en el país mexicano, un gobierno estatal débil, con un congreso local sin mayoría de diputados y la pérdida de tres municipios de cinco, que ya no eran del P.R.I.

Estábamos en ese entonces, en el proceso electoral estatal 1992 – 1993, fecha cuando el pueblo sudcaliforniano, guillotinó el poder del P.R.I.

El P.A.N. no supo ni pudo, organizar ni a la militancia de su partido, menos logró las expectativas que la población anhelaba.

Para el proceso estatal electoral 1998 – 1999, los electores destronaron al panismo y aprovechó la brincada de trancas que hizo Leonel Cota Montaño, del PRI a los partidos de una dizque izquierda, pues nunca se hizo realidad ésta doctrina política entre los miles y miles de Leonelistas.

El voto hizo gobernador a Leonel y a toda su pandilla de guerreros electorales les dio cargos de representación popular: Los P.R.D., P.T., convergencia, se hicieron de las sillas del poder desde los poderes del Estado, mayoría legislativa, municipalidades y delegaciones rurales.

En 2005, ésta camarilla de priístas con camisetas de la izquierda mexicana, tomaron para sí mismos la sucesión del quinto gobernador: Narcizo Agúndez Montaño.

Llegaron desboronados los Leonelistas para esas fechas. El ejemplo cunde y líderes con buen número de contingente popular, hicieron lo mismo que Leonel con su P.R.I.: Se brincaron las trancas al ver que el camino enseñado por su jefe máximo, era fórmula de deslealtad que en Baja California Sur funcionaba.

Fueron dejando solo a Leonel, junto con quienes tenían grandes rebanadas de poder, de un pastel que no era para todos. Un pastel que no se repartía democráticamente; sino con acuerdos de grupo.

Para el proceso estatal electoral 2010 – 2011, el fenómeno de los cambia bandera, institucionalizado por Leonel, se repitió.

Al interior de los izquierdosos con huesos, sangre y piel priísta, Marco Covarrubias Villaseñor, tras su insistencia de ser el candidato a gobernador de ese grupo, lo logra por la mañana y para la tarde del mismo día, ya está aporreando la mesa del P.A.N.

Pide el destierro de quienes pretendían ser candidatos panistas y en su lugar pone una lista de sus incondicionales. El presidente de ese partido, en ese momento, Alfredo Zamora, le dice, “¡Sí señor!”.

Quizá con esa inteligencia suprema, el pueblo les sigue el juego. Gana el poder ejecutivo Covarrubias y sus brinca trancas.

Por situación de homologar las elecciones federales con la estatal, a Marco le tocan cuatro años y medio de gobierno. Deja a sus habitantes temblando. El tiempo de las ejecuciones da inicio en 2014.

Para la elección constitucional de 2015, un priísta, hijo del primer gobernador constitucional, llega a gobernador: Carlos Mendoza Davis, con las siglas del P.A.N. y un manchón morado del partido de renovación sudcaliforniana.

Hasta ésta fecha, han pasado 40 años de vida política, de aparente soberanía, de vida institucional enmarcada en un gobierno federal tecnócrata que deja a tras los postulados de la interrumpida revolución mexicana iniciada en 1910.

De una federación inclinada al sistema financiero desde la década de los ochenta del siglo pasado. Tal vez por ello y por los fracasos de la alternancia del poder en Sudcalifornia, que al día siguiente de la elección estatal de 2015, la población en general le dio la vuelta a la página: No hubo expresiones triunfantes. Fue un día común.

A pesar de que éste grupo con banderas panistas ganó carro completo en las votaciones. Donde solamente el hermano de un allegado de su padre, Mario Vargas Aguiar, logró alzarse con la victoria en una diputación P.R.I.

Faltan tres años para la elección del gobernador 2021 – 2027. Le queda tiempo al mandatario estatal para entender que a lo largo de la historia de la entidad, no solamente basta bien administrar; hace falta un proyecto cultural que englobe a toda la población.

No basta desplazar al menos preparado y liberar todo bajo el criterio del mercado: Todo se vende, todo se compra.

Somos una población insular que puede y debe unificar a una sociedad sudcaliforniana fracturada, donde los políticos han administrado nada más, sin visualizar el futuro, sin querer ni saber llevar un proyecto cultural que signifique cambio de actitudes, de hechos y resultados.

La máxima de divide y vencerás y el criterio de deslealtad, que practican políticos, legisladores y gobernantes, no unen a la población.

Un proyecto de los sudcalifornianos y para los sudcalifornianos. Donde sean bienvenidas todas las culturas de la humanidad; sin desvanecer nuestra identidad, historia y anhelos.

Es entonces, que en el recuento de los años de política administrativa, el P.A.N. que es gobierno estatal actualmente, aún tiene una deuda con el pasado y el presente y tres años para remontar, reorientar y dejar huella imperecedera.

Lo que sí es seguro en los años porvenir, es que nuevamente la sociedad sudcaliforniana, los va a rebasar. Seguirá entreteniéndose con la alternancia del poder. Una alternancia que le ha fallado a Loreto 70 en su pasado nativista. Y le ha fallado a 1993, la insurgencia ciudadana de fin de siglo XX en el Estado de Baja California Sur.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s