En Corto


Por Carlos González Muñoz

La consulta en octubre va a confirmarlo
EL VOTO A FAVOR DE MORENA EL PASADO 1 DE JULIO INCLUYÓ EL RECHAZO A LA CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO AEROPUERTO SOBRE EL LAGO DE TEXCOCO

A lo largo de toda su campaña electoral AMLO repitió en infinidad de ocasiones que él no estaba de acuerdo en que sobre el lago de Texcoco se construyera el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, ante la saturación del actual. Asamblea tras asamblea dejó claro en su discurso proselitista que dicha obra era más un negocio inmobiliario multimillonario de sus promotores, además de significar un atentado ecológico a lo queda del lago de Texcoco.

Esta propuesta de AMLO formó parte fundamental de su campaña y fue, sin duda, un tema que atrajo el voto a su favor de millones de jóvenes y personas adultas que coincidimos en que la defensa del medio ambiente debe prevalecer y estar por encima de criterios mercantilistas, algo que ningún otro candidato a la presidencia de la República hizo, al contrario: tanto Ricardo Anaya del PAN como José Antonio Meade, del PRI, ambos declararon abiertamente una y otra vez su simpatía y apoyo para ese proyecto, por lo que el tema del nuevo aeropuerto de la capital del país se convirtió desde entonces en un asunto de interés nacional que se reflejó en los resultados electorales del pasado 1 de julio.

Carlos Slim, uno de los principales promotores de que el nuevo aeropuerto se construya sobre el lago de Texcoco, se opone a la consulta que propone AMLO porque, afirma, “van a ganar quienes se oponen al aeropuerto porque AMLO los manipula”.

Se equivocan Slim y sus cuates.

No deben olvidar que desde el pasado 1 de julio, 53 millones de mexicanos ya dijimos NO a “su” aeropuerto al votar por MORENA, pero hay quienes vemos en esta consulta pública no solamente la ocasión de participar en el debate y volver a decir con todas las letras “¡NO al Aeropuerto en Texcoco!”, además, es la oportunidad de practicar nuevas formas de democracia en el país, aprender a ser ciudadanos de a de veras y demostrarnos a nosotros mismos que nos interesa decidir para que otros no decidan por nosotros.

Eso a ellos les importa un rábano.

A finales de este mes se realizará una consulta pública convocada por AMLO para que aquellos ciudadanos interesados en participar en el debate decidan si dicha obra se cancela o en su lugar, continua.

Invito a que salgamos otra vez este octubre a las urnas a decir de nuevo –y las que sea necesario- ¡No a la destrucción del lago de Texcoco!

Anuncios

2 comentarios en “En Corto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s