Jiribilla Choyera


RICARDO ANAYA GANÓ PRIMER DEBATE

Por Azucena Meza

Que trascendente es para nosotros las y los mexicanos, el tema de la política que, hemos desarrollo una capacidad única en el mundo para encarar la desgracia y los desatinos de la clase en el poder, para irrumpir en lo mediático como grandes hacedores humorísticos, convirtiendo un momento histórico en una verdadera sátira política, llena de verdad y auténtico espejo de las emociones sociales, que pese al desánimo y desencanto sobre nuestros gobiernos, la ciudadanía se apropia con gran sutileza cada uno de los temas abordados en el debate presidencial, momento a momento, destrozando o enalteciendo, según sus preferencias, cada uno de los gestos y dichos de la y los contendientes.

El debate presidencial, seguramente para quienes siguen el movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador, será desdeñado como “poco importante”, dirán incluso que “no afecta en los resultados de la elección”, que “no le restará ninguna pluma a su gallo”, “que le echaron montón”, etc. Sin embargo, difiero absolutamente de estas expresiones, aunque ello implique los descalificativos más comunes de los que puedes ser objeto, cuando de diferir de MORENA se trata, no falta que digan que “el billete es bueno” o “el chayote”, situación que, desde luego, me tiene sin cuidado, no obstante, es un signo claro de alerta por la intolerancia que provocan los fanatismos políticos.

Decía sobre la discrepancia que tengo a razón de quienes desdeñan el debate, que, en mi opinión, es por demás esencial para la democracia en nuestro país. Afortunadamente tenemos la oportunidad de estos careos políticos, cuya ventana al público es para ventilar sin filtros, una realidad muy diferente a la que los extraordinarios mercadólogos utilizan en sus Spots, para mostrar la mejor faceta de cada candidato o candidata. Contrario a ello, el debate es el escenario político natural, que nos permite a la ciudadanía visualizar, reconocer, analizar, incluso, de manera simultánea, percibir desde un simple gesto, una sonrisa, un modismo, en una idea expresada, en los titubeos y tartamudeos, en la improvisación, lo que cada presidenciable tuvo a bien realizar en su momento de intervención, hechos relevantes que nos permiten también, evaluar un desempeño, las competencias, habilidades y destrezas, lejos de los maquillajes y acomodos que la mercadotecnia política produce en favor de elevar los rating.

Ricardo Anaya, demostró lo esperado, su habilidad en la oratoria y su destreza para expresar sus diferencias, lo preveían como favorito del debate; algunos temas que incomodaron visiblemente a Andrés Manuel López Obrador, fueron la falta de claridad en la propuesta de Admistía, al no poder ser claro en la idea, se mostró difuso, incluso evasivo, donde llegó un momento que desde mi parecer, Andrés Manuel se vio acorralado, también, se visibilizaron algunas inconsistencias que poco pudo defender López Obrador, como la presencia de expriistas icónicos como Manuel Bartlett, sumado hoy a su campaña presidencial, quien perteneció de acuerdo al misticismo de las mafias del poder del propio López Obrador, en tiempos de su innombrable Carlos Salinas, como secretario de gobernación con el presidente Miguel De La Madrid Hurtado, y calificado por él mismo, como el autor de la caída del sistema en 1988, cuya elección fue regalada, repito, a su innombrable Carlos Salinas, tema que también, dejó a López Obrador, con una defensa pobre.

El debate presidencial evidenció la habilidad de un Jaime Rodríguez Calderón, conocido como El Bronco, para colocar en el oído del espectador, sus clásicas expresiones crudas, como el “moche de manos” que, ratificando su dicho, dijo era la mejor opción para castigar a los corruptos. Sin duda, lejos del análisis real del retroceso que esto implica, se insertó en el humor y hartazgo social que hay en la gente, llevándose la mayor cantidad de memes que pudimos tomar registro en redes sociales. Quizás fue parte de su estrategia, hubo varios momentos, que, con su talento natural, El Bronco, mostró su don con ese histrionismo mediático que le caracteriza, abordó la donación a los damnificados del sismo del año pasado de los recursos públicos de los partidos políticos, le mochó las manos a los corruptos con sus propuestas y encaró a López Obrador con expresiones como “dices muchas barbaridades”.

Margarita Zavala, salió del paso, pero no supo desmarcarse de su esposo, sus opiniones reflejaron la continuidad del gobierno de Felipe Calderón, su estilo de hablar, apasionado en cada tema, la hicieron titubear con las palabras, mostrándose improvisada. Se observó a una Margarita Zavala versus Margarita Zavala, y mucho se debe a que, provocaba a Ricardo Anaya, sin embargo, no fue secundada en las refutaciones.

A José Antonio Meade, aunque fue elocuente, claro, seguro en sus intervenciones, no pudo como era visto, desmarcarse de temas fundamentales que calan en la percepción ciudadana, ligados a la corrupción. Fue poco contundente Meade, al referirse al tema de las propiedades de Andrés Manuel, no reportadas en sus 3 de 3, no porque no fuera importante la omisión que tuvo López Obrador, sino porque, escuchar hablar de corrupción al candidato priista, remite de forma inmediata a la memoria de las y los mexicanos, los escándalos de corrupción que se han vivido con este gobierno actual, que posiblemente, sea la principal tragedia de su campaña.

Hay que tener claro, que, ganar un debate, no significa que se gana una elección, definitivamente hay talentos que no se pueden ocultar, y si bien es cierto, los debates para López Obrador, no serán su mayor fortaleza, quizás sí lo sea ganar una elección, pero es algo, que en este su tercer intento, deberá demostrar.

Por lo pronto, Ricardo Anaya fue contundente en el debate.

8 comentarios en “Jiribilla Choyera

  1. PACEÑO HONESTO

    Y QUE…… SI GANO EL DEBATE EL CANAYA PANISTA, DIGANME CUANTOS PUNTOS AVANZO EN LAS ENCUESTAS….CREO QUE 1 (UNO) NADA MAS….ES IMPOSIBLE QUE ALCANCE AL LIC. LOPEZ OBRADOR, COMO DIRIA ABAJO MI ESTIMADO FORIASTA «Mejor un buen cumplidor que un buen hablador.» AMLO- MORENA VOTO MASIVO, DEFINITIVAMENTE. ES LA MEJOR OPCION PARA MEXICO-

  2. PACEÑO HONESTO

    DEFINITIVAMENTE EL LIC. LOPEZ OBRADOR, ES IMPARABLE APENAS ALGO TERRIBLE QUE LE SUCEDA PUEDE CAMBIAR EL PANORAMA, SI TODO SIGUE A COMO VA…..AMLO YA ES PRESIDENTE DE MEXICO. felicidades AMLO – MORENA. POR EL BIEN DE MEXICO.

  3. DIANA PANTOJA

    TODOS SON IGUALES, BUSCAN EL PODER PODER POLÍTICO, PORQUE SON SABEDORES QUE CONLLEVA AL PODER ECONÓMICO; AQUÍ ME PARECE NO HAY PORQUE RASGARSE LAS VESTIDURAS, NI SIQUIERA REALIZAR SESUDOS ANÁLISIS QUE ALGUNAS PERSONAS REALIZAN, BAJO RIESGO DE SUFRIR UN INFARTO CEREBRAL; LA CUESTIÓN ME PARECE NO TIENE VUELTA DE HOJA,EL PUEBLO ESTA CANSADO DE TANTO RATA Y OPORTUNISTA POLÍTICO Y LOS HAY ME PARECE EN TODOS LOS PARTIDOS Y EN LOS INDEPENDIENTES; INSISTO NOS GUSTE O NO EL PRI Y EL PAN ESTÁN COSECHANDO LO QUE HAN SEMBRADO EN SU CAMINAR HISTÓRICO Y POLÍTICO Y TODO INDICA QUE SI EL SISTEMA NO ARREBATA, TENDREMOS UN PRESIDENTE EN TODOS LOS RUBROS DIFERENTES, BUENO O MALO, CON VIRTUDES Y CON DEFECTOS, PERO YA LO SABREMOS EL DIA PRIMERO DE JULIO, FECHA EN QUE EL PUEBLO » DECIDIRÁ», ASÍ LAS COSAS LO RECOMENDABLE ES LA CALMA, TÓMENSE UN DALAI, Y NO SE ROMPAN LAS MEDIAS, ESTÁN MUY CARAS..

    1. ya me cansé,

      tas igual de bembo que el dopado y derrotado del peje lagarto; como que quien las dá?, úes, es tu mamita; que hasta se le hizo crónico…………….calificar todo; será porque es profa?.

  4. Ernesto

    Creo que cada quien «ve ganar» al candidato de su preferencia; por suerte yo no tengo simpatía por ninguno y no comparto, pero respeto la opinión de Azucena Meza; opinión muy personal. Creo que todos salieron a decir lo mismo que han dicho siempre, Anaya sí se veía estudiado, tanto que después que López Obrador habló de la amnistía, sin profundizar (como no lo hizo ningún candidato por el poco tiempo que les dieron), todavía Anaya siguió con su libreto diciendo que L.O. se había negado a hablar de ese tema.
    Creo que les deberían dar más tiempo para efectivamente poder mostrar y defender sus propuestas y de alguna manera obligarlos a responder los cuestionamientos cuando realmente son constructivos, no necedades de los oponentes, pero así son los debates.
    En lo personal no gano nadie; sigue perdiendo México con esa miseria de debates.
    En realidad no se sabe a quien irle, Meade es un buen hombre, inteligente y con trayectoria pero viene cargando el peso del PRI; Anaya para mi no es un joven honesto y brillante, sino un cínico aprovechado, aunque tal vez sería de los menos peores y López Obrador si fuera cierto el 50% de lo que propone nos iría bien, pero…quien sabe.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s