Skip to content
Anuncios

Jiribilla Choyera


PRI TRAFICA CON DISCURSO SOFISTA

 

Por Azucena Meza

Más allá de la verdad real, de lo fundado o de lo legalmente probado en un juicio, está la verdad de los mercaderes de la política que usufructúan con los principios históricos de aquella dialéctica ateniense, consumidos por la retórica sofista, y que hoy le dan un valor agregado a la campaña electoral 2018 en México. Se trata de los “nuevos sabios políticos”, que hoy verborrean en el discurso y se acreditan en la democracia, a quienes quiero llamarles, mercaderes de la verdad, pues trafican entre las opiniones, la replica itinerante entre un medio y otro, la lógica sofista, que estriba en una mentira repetida una y otra vez, volviéndose ésta perceptiblemente verdad.

Los antiguos sofistas de la Grecia (siglo V a.C.), eran muy bien conocidos como los grandes filósofos, teniendo incluso una importante influencia en la juventud ateniense de aquellos tiempos, por sus grandes cualidades en la retórica y en la dialéctica, no obstante, su finalidad era totalmente diferente a la tradicional búsqueda de la verdad de los sí prestigiados filósofos de ese tiempo como lo fueron Platón, Sócrates y Aristóteles, pues para los sofistas, lo trascendental era obtener un alto prestigio político y valor monetario. Por lo tanto, la verdad de los considerados sofistas de aquellos tiempos, era más un movimiento altamente lucrativo, lo que devino en la manipulación del discurso, con argumentos relativos, donde surgieron las convenientes famosas expresiones que hoy conocemos bien como ,”todo es relativo”, “el hombre es la medida de las cosas” “cada individuo percibe el mundo a su modo y conveniencia”, entre otras, que hicieron de este movimiento del pensamiento sofista, exista un abuso exagerado en el uso de las opiniones, no importando si éstas eran con o sin fundamentos, absurdas o no, ciertas o falsas.

Es así como resulta interesante retomar este pensamiento, pues hoy vemos en la contienda electoral 2018, como en la clase política e incluso en las instituciones públicas de gobierno como la PGR, se han visto involucrados en protagonizar el gran discurso de la verdad relativa, es decir, la basada en sus opiniones, y no la construida en el fundamento y el proceso legal, concediendo a la estrategia de campaña del partido en el gobierno, en este caso el PRI, el aplicar estos viejos principios de la dialéctica ateniense. Así vemos por ejemplo, este último caso de RICARDO ANAYA, que sin existir una cita para declarar ante la PGR como implicado por algún delito de lavado de dinero, como públicamente así lo han aseverado los mercaderes de la verdad y que justo, en estos momentos se le ha construido un discurso itinerante en todos los medios de comunicación nacional y local, dando amplio margen a la construcción de una retórica sofista, consumiendo la idea la noción, de lo que se percibe, de lo que se cree que es, de lo que se piense que puede ser, la idea del hubiera. Nociones relativas que no argumentan una verdad, sino que operan en la clandestinidad de la legalidad, al no existir un delito que perseguir por parte de la PGR, o al menos, que así se haya anunciado, para que en este caso, RICARDO ANAYA, sea sometido a un proceso judicial o de investigación por el delito de lavado de dinero.

Contrario a ello, lo que sí ha hecho la Procuraduría General de la República (PGR) prestarse a realizar una conferencia de prensa donde aparecen los empresarios DANIEL RODRÍGUEZ Y ALBERTO GALINDO, revelando supuestamente que habían diseñado un esquema de lavado de dinero a petición de MANUEL BARREIRO CASTAÑEDA, desde luego que, con este acontecimiento de carácter mediático y no legal, la PGR abre las puertas para que operen abiertamente los mercaderes de la verdad para que el discurso de lo relativo y de las nociones, entren a la contienda electoral, generando amplios márgenes para la suspicacia y la manipulación mediática, en perjuicio de una persona y de la presunción de inocencia que pueda haber, que en México no existe. Esa es la justicia que impera, la que se esgrime en un medio de comunicación y no ante las instancias legales.

El mercadeo del discurso sofista del que los priistas se han apropiado para el caso ANAYA, evidentemente tiene nombre y apellido, se llama ESTAFA MAESTRA, cuya patente esta en los archivos de la impunidad y se resiste a entrar al cabildeo de lo mediático, como así está postulándose con el caso ANAYA, con la diferencia de que en la ESTAFA MAESTRA, existen observaciones puntuales por la AUDITORÍA SUPERIOR DE LA FEDERACIÓN (ASF), en relación a los desvíos millonarios de recursos públicos, y al momento, no se ha hecho nada.

En este sentido, es claro como el PRI trafica actualmente con un discurso sofista, ahí tenemos el ejemplo claro en voces como la del SENADOR JAVIER LOZANO y el Ex SECRETARIO DE SEP AURELIO NUÑO, quienes se han convertido en unos auténticos mercaderes de la verdad.

Categorías

COLUMNAS

Etiquetas

Anuncios

colectivopericu Ver todo

Blog de denuncia ciudadana en Baja California Sur.

One response to “Jiribilla Choyera Deja un comentario

  1. El pri trafica con todo, no solo con sus discursos que imponen a sus arrastrados, hasta con su chingada madre si se pudiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s