ABCdario


Por Víctor Octavio García

 

Salud

 

* Pendientes

 

Hace año y medio, ABCdario (5 de abril de 2017), consignó en este mismo espacio un tema que sigue pasando de largo; regular y poner orden a las prácticas de la medicina privada en los hospitales de gobierno; he aquí lo que consignamos ese día. Durante el inicio del gobierno de Leonel Cota Montaño –que se auguraba democrático– se corrió el lápiz en el Congreso del Estado para darle vida a una ley con el fin, se dijo, de regular y ordenar las prácticas a intramuros que dejaban y daban mucho de qué hablar sobre la medicina y las cirugías privadas que se llevan a cabo en los hospitales del gobierno. Se habló de una ley que crearía el arbitraje médico con el fin de atender las negligencias médicas y ordenar las cirugías privadas con todo lo que significaba poner orden en el desorden donde predominan muchos intereses y mucho, mucho dinero. Cota Montaño había ganado la elección con una amplia ventaja sobre el contendiente del PRI –con menos marrullerías que ahora– y había designado al secretario de salud surgido de una terna integrada por médicos y votadas por trabajadores y médicos del sector salud, así que no había compromisos ni mayor problema de legitimación.

No obstante los vientos de fronda la ley quedo en la congeladora en la Cámara local y nunca más se supo qué fue lo que pasó; la práctica de la medicina y las cirugías privadas siguieron y los hospitales de gobierno que prácticamente se privatizaron durante el gobierno de Felipe Calderón con la farsa del famoso “seguro popular”, dejaron sin efecto la loable iniciativa; los poderosos intereses de la “mafia de la bata blanca” se impondrían por sobre todas las cosas; hoy, a 17 años de aquel fallido intento, el ejercicio de la medicina y las cirugías privadas en los hospitales de gobierno es una práctica constante, como constante son los abusos y las negligencias que se presentan a lo largo y ancho del estado.

En esos días, de urgencia fue internada una señora en el hospital general de San José del Cabo, con un cuadro de agudos dolores por matriz inflamada. Los médicos, luego de pactar un pago de 60 mil pesos, contando incluso con “seguro popular”, le extirparon la matriz, pero le provocaron una peritonitis fatal que aún la mantuvo varias semanas en terapia intensiva en el hospital del ISSSTE de esta ciudad; una pésima cirugía hecha al “hay se va” –que por supuesto, nadie va a sancionar ni siquiera investigar–, la mantuvo durante varias semanas al borde de la muerte.

Me reservo su nombre por tratarse de un familiar muy cercano, no así de revelar las terribles condiciones en que fue trasladada de San José del Cabo a esta ciudad, luego de que en el hospital general de San José del Cabo ya no quisieron atenderla y trataron inútilmente de mandarla a un hospital privado en Los Cabos donde les cobraban 200 mil pesos, pero al oponerse los familiares –dado que es gentes de escasos recursos– intentaron internarla en el hospital Salvatierra pero éste, al estar saturado con enfermos de influenza, simplemente no la recibió y fue internada finalmente en la clínica del ISSSTE.

Es muy doloroso referirse a este tipo de casos que molestan, lastiman y agravian a cientos de sudcalifornianos, pero más lamentable que el gobierno no haga nada por remediar la situación. Yo no creo que con declaraciones la situación vaya a mejorar; ya es hora que el gobierno se ponga las pilas y haga algo al respecto. No se vale que jueguen con tanta indolencia con la salud y se burlen del dolor declarando que ahora sí nos va a ir mejor, que no hay porque preocuparse, que los sudcalifornianos viviremos mejor.

Hoy más que nunca los diputados locales deben retomar lo que dejo inconcluso Leonel Cota Montaño, de legislar para regular y poner orden en el sector salud; regular la medicina y las cirugías privadas que se practican en los hospitales de gobierno, sancionar las negligencias médicas y sobre todo, garantizar, sin exclusiones, el acceso a la salud; son cosas que urgen, sin embargo se encuentran en la congeladora legislativa por razones aún no explicables, mucho menos justificables; que le den forma a la iniciativa, la enriquezcan, la presenten ante el pleno y la voten, porque esperar a que el secretario de salud mueva un dedo, está en chino. ¿Échense ese trompo a la uña?

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a abcdario_@hotmail.com

Anuncios

4 comentarios en “ABCdario

  1. JORGENITALES

    SABEN USTEDES DONDE ESTA LA CONAMED??, (COMISIÓN NACIONAL MEDICA) ( AQUÍ SERIA ESTATAL)SIQUIERA SABE QUE EXISTE ?, SABE QUIENES SU PRESIDENTE?? ( CREO QUE ES UN CONOCIDO NEUROCIRUJANO) QUIEN SE SUPONE QUE ES EL JUEZ PARA MEDIAR Y RESOLVER LOS PROBLEMAS ENTRE LOS PACIENTES Y LOS MALOS DOCTORES, PUES CURIOSA Y EXTRAÑAMENTE, ESO SE MANTIENE EN SECRETO ENTRE LOS MÉDICOS LOCALES, PORQUE SERA ???

  2. José Citó

    A que totó.
    Los médicos peor que los sicarios !
    Palabras palabras sin sustento.
    Ciertamente, la práctica médica anda mal en algunas ( no en todas) las unidades hospitalarias.
    Si vieras totó las condiciones generales de trabajo del personal de salud y, si vieras las instalaciones, las carencias de todo tipo sobre todo en el electorero “ seguro popular” entenderías mejor la situación y, tendrías un panorama más amplio del problemón que vive el sector salud.
    No omito reconocer qué hay prácticas que son deleznables como usar los recursos públicos en prácticas privadas en los hospitales y “sorpresa” HAN SIDO AUTORIZADAS Y PRACTICADAS por “honorables Sudcalifornianos”
    Qué tal !

  3. huatamote

    Victor Octavio , seria bueno que entrevistaras al secretario de salud haber que dice al respecto y asi tu articulo tendría mas fuerza, porque tienes razón en muchas cosas que comentas

  4. Toto

    Exactamente es una mafia la de los hospitales públicos, peor que los sicarios que andan cazando gente dizque con antecedentes penales….!!
    Porqueven los hospitales matan gente y no pasa nada, ahí no hay cinta amarilla ni llegan diez patrullas a ver que se le “pierde” al o a los muertitos…!!
    Allí las muertes siempre son “fallas cardiaca” aunque el cirujano lo haya degollado (claro involuntariamente ) pero no deja de ser crimen.. ! Allí no pasa nada.
    Y debería de pasar, !! pero…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s