ABCdario


Por Víctor Octavio García

 

¡Qué tiempos aquellos!

 

* El “Conono” contra el “Patas de aura”

 

Corría el año de 1978, Eligio Soto López recién había asumido la presidencia municipal de Comondu y nombró, entre sus colaboradores de íntima confianza, a Rogelio Mendoza el “Fríjol”, como jefe de Contabilidad y a Paulino Molina como Director Municipal del DIF (ambos fallecidos); quienes se dieron a la tarea de organizar una pelea para recabar fondos para el “Niño Pobre”; en el Valle, todos los sábados se realizaban peleas amateur (de barrio), donde había sobresalido un piscador de algodón como buen “fajador”, que llevaba varios meses de invicto; no había en los alrededores quien le disputara el título, al que apodaban fuera de los cuadriláteros como el “Patas de aura”; un tipo de mediana estatura, tez morena, corpulento y muy correoso.

Rogelio Mendoza el “Frijol” y Paulino Molina, principales promotores de buscarle un “sayo” al “Patas de aura” para que le disputara el título, no repararon en hablar con el “Conono” QEPD (Pablo Juárez Antuna), uno de los grandes icono de La Paz en aquellos tiempos; cuando le propusieron que peleara con el “Patas de aura”, el “Conono” opuso fuerte resistencia pretextando que le iba a pegar una chingada, “es muy bravo ese cabrón”, argumentaba; le ofrecieron una buena propina, boleto de autobús de ida y vuelta, hotel y comida en el valle, con la garantía de que iba a ganar la pelea, que no se preocupara, que ellos lo harían ganar; para esto le confiaron la “estrategia” que pondrían en práctica el día de la pelea; comprarían un bote de chiles serranos y le untarían chile en los guantes para que los golpes se los tirara directo a los ojos, siempre a los ojos, y le restregara los guantes en los ojos al “Partas de aura”, con eso lo vas a noquear en el primer rounds le dijo el “Fríjol” Mendoza; lo convencieron, le pareció atractiva la oferta y acepto el encuentro con el “Patas de aura”.

Llega el día de la pelea, en la esquina del “Conono”, con Rogelio Mendoza el “Frijol” como manager asesorando a su “gallo”; anuncian el primer rounds con el teñir de la campana y salta al “Conono” al centro del ring con la “guardia” firme, dando pequeños brincos sobre la lona con unos vistosos tenis “Converse” comprados especialmente para el esperado encuentro; los primeros segundos del primer rounds fue de reconocerse, de ver el alcances de sus brazos y hacer pequeñas fintas; después del medio rounds el “Conono” se le va como fiera con rabia al “Patas de aura” tirándole golpes a diestra y siniestra a la cara; en una de esas el “Patas de aura” comienza a limpiarse los ojos y el “Conono” aprovecha para rematarlo hasta que paran la pelea; el “Frijol” brinca al centro del ring, y antes de que oficialicen el gane del “Conono”, le levanta el brazo y lo pasea en hombros en el ring gritando ¡Ganamos! ¡Ganamos! ¡Ganamos!, mientras en la esquina del “Patas de aura” todo es confusión; el “Patas de aura” con los ojos hinchados, lleno de lágrimas, sin poder encontrar una explicación de lo qué pasó; de pronto casi queda ciego, con un fuerte ardor de ojos y le dice a su manager que no deje de pedir la revancha, que algo raro pasó: El público se levanta de sus asientos gritando ¡Revancha!, ¡Revancha!, ¡Revancha!; los manager del “Conono” y del “Patas de aura” parlamentan en una de las esquinas del ring hasta que sacan un acuerdo para la revancha; en un mes más será la revancha en el mismo lugar, se acuerda y termina el encuentro pugilista; después de la pelea Rogelio Mendoza el “Frijol” y Paulino Molina se llevan al “Conono” a comer tacos de carne asada y a darle “cuerda” al “ganador”; tú eres mi “gallo” le dice Paulino Molina, mientras le da pequeños masajes en los hombros, y el “Conono” inflado como los pavorreales rusos.

Se llega el día de la “revancha”; el “Conono” a cada rato le pregunta al “Frijol” Mendoza “si ya compró los chiles”, sí le responde el “Frijol”, lo cual es mentira; ahora la pelea será limpia, sin chiles y sin trampas, para que se sepa quién es quién, cosa que el “Conono” desconoce. Se llega la hora de la pelea, y el “Conono”, a diferencia de la pelea anterior, luce una capa que le compraron con el “Baratero Cumbre”, que más bien parecía un huipil de la huasteca hidalguense, con floridos colores; se pasea sobre el ring, como dueño absoluto del cinturón que hasta el encuentro anterior presumía el ”Patas de aura”; lanza golpes de sombra y hace un par de cuclillas y se dice listo para el encuentro, mientras el “Pata de aura” observa desde su esquina con la paciencia de un oso grizzly, estudiando cuidadosamente las facetas de su contrincante.

Anuncian el primer rounds y salta el “Conono” al centro del ring, bailándole burlonamente al “Patas de aura”; los primeros golpes y nada, el “Conono” logra esquivarlos magistralmente con ligeros “cabeceos”, no así el “Patas de aura” que se ve decidido a recuperar el título perdido; en el segundo minuto del primer rounds el “Patas de aura” deja sentir el devastador poder de sus puños sobre la lesa humanidad del “Conono”, que hacen temblar al novel ganador: El “Conono” voltea hacía donde están sentados el “Frijol” Mendoza y Paulino y les grita desesperadamente con su peculiar hablar; ¡El chile cabrones! ¡El chile cabrones!”, mientras sus “managers” sueltan sonoras carcajadas: una vez que termina el primer rounds, le untan agua en los guantes en lugar de chile y el “Conono” se inconforma y los amenaza con no salir para el segundo asalto, el “Frijol” le promete que el tercer rounds es el bueno, que no le pueden poner chile en los primeros dos rounds porque se va “echar mucho de ver”; medio lo convencen y sale para el segundo asalto que no fue otra que la de “entrar y recibir” chingazos; en cuanto tiene un pequeño respiro comienza a gritar desde el centro del ring, ¡los chiles cabrones!, ¡los chiles cabrones!, ¡no se les olviden los chiles!

Para el tercer rounds, la resistencia del “Conono” para salir es fuerte; si no le untan chile a sus guantes, nomás no sale, los amenaza; el “Frijol” Mendoza le unta agua a los guantes y con los dedos solo le da a oler el chile al “Conono”, que cree que ahora sí sus golpes serán fulminantes ante el terrible poder del ”Patas de aura”; desde el inicio del tercer rounds se convierte en una masacre en un entarimado “todo terreno”; golpe que le tiran al “Conono”, golpe que recibe hasta que paran la pelea, y por decisión unánime le dan el gane al “Patas de aura”; el triunfo es incuestionable como los últimos triunfos del PAN en la elección pasada; era evidente, que en una cancha pareja se impondría la superioridad del “Patas de aura” sobre el “Conono” y las estrategias del “Frijol” Mendoza y de Paulino Molina. ¡Qué tal!.

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a abcdario_@hotmail.com

Anuncios

4 comentarios en “ABCdario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s