EN CORTO


¿PRI y PAN juntos en el 2018 con José Antonio Meade como candidato a la Presidencia de la República?

 

Por Carlos González Muñoz

 

Juntos lo que se llama juntos formalmente, no. Pero existen otras opciones que los llevaría a un escenario similar.

Visto exclusivamente desde los puntos de vista legal y político es imposible pero eso es lo que en el fondo empresarios de primer nivel, algunos legisladores e incluso gobernadores tanto del PRI como también del PAN, el de BCS destacadamente, hubieran deseado que sucediera, ir coaligados en el 2018 y con José Antonio Meade a la cabeza porque su olfato político les dice que reunir votos en una sola boleta y no en dos diferentes, hubiera sido la única garantía de éxito contundente para detener –y apabullar- a la izquierda mexicana , a MORENA y particularmente a AMLO, quienes mantienen un ritmo de aceptación constante y acelerado en todo el país, incluso en estados del norte de la República en los que no tenían presencia relevante ni uno ni el otro, y además porque las burocracias de estos dos partidos políticos de derecha tienen acceso a información restringida, a datos privilegiados que arrojan las encuestas verdaderas, no las dirigidas a manipular la opinión pública, números que les confirman día a día, y muy a su pesar, que AMLO podría ganar la Presidencia y MORENA obtener la mayoría en ambas cámaras.

Atinada y previsoramente quienes ven con simpatía una coalición o frente electoral entre ambos partidos en 2018, aunque sea imposible de entrada y por ahora, es porque “olfatean” lo que puede ser una realidad la próxima década, la fusión en un solo partido de la ahora dividida derecha mexicana como estrategia política para atajar la expansión y evitar la continuidad de gobiernos de izquierda en el país, aunque por ahora se conformarán con una táctica cortoplacista que consiste en llamar a votar por uno sólo de los dos candidatos a la Presidencia que aparecerán en las boletas, por aquél con mayores posibilidad de ganar, pasando por encima de lealtades partidistas.

Si bien el coaligarse formalmente nunca ha estado en los planes de las burocracias que dirigen a ambos partidos, la necesidad de unir destinos en un solo frente si lo está actualmente entre el electorado tanto del PRI como del PAN, entre sus respectivos “votos duros”, es decir, son sus propias y respectivas bases sociales y no solamente en las “alturas” en donde comienza a cundir el pánico y extenderse la idea de votar por un solo candidato de la derecha y no por dos diferentes, hacerlo por aquél candidato que garantice el éxito frente a AMLO, lo que hace de Meade el favorito y no Anaya ni mucho menos cualquier otro. U otra.

El “suertudo” es Meade no tanto por poseer un talento o experiencia política sobresalientes, no.

Lo es porque ni Ricardo Anaya ni tampoco la señora de Calderón cuentan con las simpatías y apoyo suficientes de sectores empresariales y círculos de poder de primer nivel, mismos que en cambio sí han manifestado, así sea de manera aún poco clara y subrepticiamente, sus preferencias por el actual secretario federal de Hacienda, siendo el caso del gobernante sudcaliforniano.

Incluso esos círculos de poder han manifestado abierta y públicamente su desagrado por las fricciones y pleitos más que notorios entre panistas porque esto debilita a ese partido en su conjunto y en primer lugar a sus candidatos, destacadamente a su candidato a la Presidencia, sea quien vaya a ser, obligando a que un sector significativo y extenso del propio electorado panista está pensando seriamente dirigir su voto en 2018 hacia el candidato del PRI…aunque no lo harán público jamás.

Panistas de La Paz han confiado en privado que “hay línea” para que se vote por Meade para la Presidencia y, eso sí, por candidatos de Acción Nacional en todos los demás casos, es decir, se está induciendo el medio voto desde ahora.

Por lo pronto, señor Meade, en el carril de la derecha va usted corriendo sólo, sin competidores serios que le puedan hacer sombra.

En el carril de la izquierda y un buen tanto adelante de usted va corriendo también sólo ese personaje que, sin quererlo, le abrió la posibilidad de que los apellidos Meade Ocaranza inscritos en una boleta tricolor sean también cruzados de lado a lado por ciudadanos y gobernadores panistas, ¡me!.

Anuncios

Un comentario en “EN CORTO

  1. EL ZORRO DEL DESIERTO

    La Derecha, (el PRI, se dice de centro) y la IZQUIERDA, (que nunca ha existido), simplemente existe el poder y la oposición. Lo demás son solo MAMADAS.
    O mi querido Comundeño RUBÉN MUÑOZ, ES JOTO (en el genero político) porque antes era ROJO Y AHORA ES AMARILLO. PUFFF. MAMADAS.
    SALUDOS.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s