Mare Nostrum XLII


Jorge Ledesma

La conexión rusa finiquitará el reality show presidencial de Trump una vez que concluya la renegociación abusiva del TLC. Explota la corrupción a Peña Nieto en la Conagua. Con “amigos” tipo Leonel Cota Montaño, AMLO no necesita enemigos.

 

En el marco del escándalo mundial conocido como Rusia-Gate, referido a la intromisión del Kremlin en las elecciones presidenciales estadunidenses del 2016, hace 2-3 días, Donald Trump Jr, el mayor de los hijos del presidente Trump, reconoció (BBC Mundo- 10/07/17) haberse reunido el 9 de junio del 2016, con la abogada rusa, Natalia Veselnitskaya, quien le habría prometido información que dañaría a la candidata demócrata Hilary Clinton, pero no le dio “ningún material importante”. La reunión aconteció en la Torre Trump de Nueva York, e hicieron presencia también, el entonces líder de la campaña Paul J. Manafort y el yerno- asesor del presidente, Jared Kushner. La aceptación de Trump junior, del hecho, sobrevino un día después que el New York Times publicara una nota al respecto, ligando a la mujer con el gobierno ruso; aunque éste negó conocer a Veselnitskaya, email liberados ayer con intención justificativa por el hijo del presidente gringo, confirman- según correo enviado por el publicista Rob Goldstone a Donald Trump Jr, qué la abogada fue a la reunión representando a un “fiscal” del régimen ruso. El periódico británico El Guardian, especula (julio-11/17) que ese “fiscal” sería el Procurador General de “larga duración”, Yuri Chaika. El presidente Trump, alabó la acción (El universal-agencias- 2017/07/11) diciendo, “mi hijo es una persona valiosa y aplaudo por su transparencia”. Drama familiar poco edificante, que hace recordar, la parafernalia de la “Casa Blanca” de Lomas de Chapultepec y el matrimonio Peña-Rivera.

La conexión rusa con el staff de la campaña presidencial de Donald Trump fue debatida meses antes de la elección y costó la caída de Manafort en agosto del 2016, luego de difundirse que recibió 750 mil dólares (Aristegui Noticias 21/03/17) a través de un banco pro ruso y depositados por la empresa fantasma (investigada en Europa por lavado de dinero) Neocom Systems, y de la recepción de un pago por 12.7 millones de dólares de un fondo ilegal. De Kushner, es obvio el interés que tiene de fortalecer lazos con la ex comunista Unión Soviética, y el 1 y 2 de diciembre (Reforma/Redacción 26/06/17) del 2016, “discutió con un embajador de Rusia la posibilidad de crear una línea secreta de comunicación entre el equipo de transición del mandatario y el Kremlin”. Es decir, Kushner pretendía que lo tratado con los rusos fuera desconocido por las agencias de seguridad gringas, algo más grave, cuando se trata del opositor histórico, ideológico y militar, a los intereses políticos- económicos de USA en ultramar. Michael Fylinn, el primer consejero de Seguridad Nacional de Trump renunció por lo mismo en febrero de 2017, y el jefe del FBI, George Cooney, fue destituido por el presidente en mayo al negarse a dejar de indagar la intromisión rusa y particularmente por investigarlo a él.

Igual a su yerno, el presidente Trump ha observado posturas que irradian visible deseo de quedar bien con el tradicional enemigo y hará ídem par de días- durante la cumbre del G20- tuiteó, que acordó con el zar Putin, crear una unidad cibernética binacional; lo que desmintió poco rato después por la avalancha de críticas generadas. La intrusión rusa en las elecciones para favorecer a Trump es un hecho palpable que está siendo investigado por el Congreso estadunidense. El ex director de la CIA, Jhon Brennan, expuso ante el comité de inteligencia del senado, en mayo de 2016, que no tiene duda que Rusia interfirió en las elecciones. De la transcripción de lo dicho por Brennan, resalta, el párrafo (Tom Lo Blanco- CNN- 23/05/17), “Con frecuencia las personas que van por un camino de traición no saben que van por un camino de traición hasta que es demasiado tarde”. Y expresión indicativa del exdirector de la CIA, de lo qué pasa con Trump.

Urgencia traidora de renegociar el TLC
Su renuncia o expulsión de la presidencia es solo cuestión de tiempo; se irá, ya suscritas las nuevas condiciones del TLC que surgirán de las negociaciones que inician en agosto del 2017, las cuales serán impuestas por USA debido a la extorsión evidente a que tiene sometido al vuelto criminal sistema político-gubernamental mexicano. Ejemplo brutal de ello, es el reciente acuerdo de modificación a la exportación de Azúcar, donde Mexico ahora venderá a USA, proporcionalmente, más azúcar cruda y menos refinada, generando empleos – valor agregado en Estados Unidos y perdiéndolos en territorio nacional; donde, además, no se puso ninguna restricción a la importación de la dañina fructuosa proveniente de USA. En medidas que se tomaron sin consultar a los productores locales, que incluso han generado críticas de medios como el Washington Post, cuyo editorial recalcó (Notimex-junio 12-2017), “Son malas noticias porque todo el asunto perpetúa un sistema de manipulación de mercado que perjudica a los consumidores estadunidenses y beneficia solo a unos cuantos bien conectados que producen (azúcar) en Estados Unidos”. Lo mismo que está sucediendo con el petróleo, en donde USA se apresta a construir un oleoducto a Mexico, regresando el petróleo crudo exportado, transformado en gasolina, cancelando inadmisiblemente la posibilidad de construir refinerías en Mexico y dar valor agregado a la principal materia prima del país. Todo, porque el Tío Sam tiene agarrado por el cuello a la mafia política- empresarial, que se adueñó de Mexico a partir del régimen presidencial de Carlos Salinas.

Por otra parte, es inaceptable del lado mexicano, la postura asumida a rajatabla por el dúo Videgaray- Guajardo, secretarios de Relaciones exteriores y de Economía respectivamente, de renegociar a la brevedad el TLC, cuando el principal impulsor o dictador de modificar el Acuerdo, inevitablemente va a caer de la presidencia USA; indicando el sentido común la necesidad de esperar al desenlace del reality show que se carga Trump, para entablar negociaciones en condiciones menos adversas (sin Trump). Impase que adquiere mayor sentido, cuando falta año escaso para la celebración de elecciones presidenciales en Mexico, debiendo por lógica la administración entrante, tomar la transcendental decisión, del que hacer con el TLC; máxime, cuando el régimen peñista nada en la extrema corrupción y USA está encarcelando peces gordos de la narcopolítica mexicana, que brindan información ideal para extorsionar al debilucho presidente. Sí Luis Videgaray e Idelfonso Guajardo persisten en la “urgente” negociación del TLC, es solo y únicamente porqué trabajan para los intereses de Estados Unidos, que los califica de traidores a la patria, sujetos de ser fusilados.

La retórica de Trump sin sustento moral
El agobio y mala imagen que pesa-crece sobre Trump al interior del pueblo estadunidense, por el Rusia Gate y el comportamiento pro negocios de su costosa familia, por ejemplo, lo hace retomar como oxígeno la retórica antimexicana que lo llevo al poder, y precisamente en el G-20 de Hamburgo, a pregunta de, sí Mexico pagará por el muro, el racista respondería, “absolutamente”. Rompiendo el presidente gringo con un supuesto acuerdo, de no manejar el tema en esos términos, para no incomodar a un homólogo mexicano, que muy campante, al unísono con Videgaray, escurriría el bulto, afirmando ambos qué no escucharon el “absolutamente”; de verdad, que no tienen vergüenza.

De los actos o posturas relacionadas con el desprecio que Trump extiende al statu quo mexicano, se examinará la más reciente: Un artículo de Jesús Esquivel publicado en la última edición de la revista Proceso (2123- 9/07/17) fechado en Washington, expone la versión de una fuente del DHS (Departamento de Seguridad Interior), relativa a un memorándum de Trump dirigido “a funcionarios como subsecretarios, subsecretarios adjuntos, jefes de departamento y agente federales, para que redacten un informe al terminar alguna reunión con funcionarios mexicanos”. La idea de Trump, con el fin de no contaminar a la parte estadunidense de la grave corrupción que emana del funcionario gubernamental en Mexico, dejando registro de todo lo hablado o actuado con ellos. Desde esa tesitura, el primero- y más expuesto por ser familia-, que debe llenar los formatos (mecánica a usar) de lo tratado en las reuniones, es el yerno de Trump (oficialmente su asesor), Jared Kushner, por ser el principal contacto binacional de Luis Videgaray, él actual secretario de Relaciones Exteriores y exsecretario de Hacienda, quien en el último cargo fue responsable de la mayor parte de una devolución ilícita de Impuesto al Valor Agregado (IVA), cuantificada por la Corte del Distrito Sur de Manhattan, en cien millones de dólares.

Por este crimen de cuello blanco, la autoridad estadunidense presentó cargos contra el banquero mexicano Carlos Djemal en octubre del 2016, sustentando que esa gran operación de lavado de dinero en el sistema financiero estadunidense se llevó a cabo durante el periodo que va de junio del 2011 a mayo del 2016. Debe recordarse, que Videgaray mandó en Hacienda de diciembre del 2012 a septiembre de 2016, contexto de tiempo que lo involucra naturalmente en el juicio llevado en USA. Debe inferirse, que un causante fiscal con devoluciones de ese nivel es imposible que no sea identificado por la alta jerarquía hacendaria. Además, Djemal había cobrado notoriedad en 2014 participando en la compra del INVEST-BANK, cuyos socios, encabezados por Enrique Vilatela, un mes antes de la detención en USA del banquero bandido, habían anunciado la adquisición del DEUSTCHE BANK-MEXICO (El Financiero 27-10-16) en operación de 150 a 200 millones de dólares; apalancada tal vez con las devoluciones fraudulentas de IVA. Mare Nostrum XL (Colectivo Pericú-7/02/17) da mayores detalles del caso Djemal.

Es claro en el Mexico actual, que un fraude como el anterior debió contar con la venia del titular de Hacienda, lo que aunado a la terrible opacidad evidenciada por Videgaray al frente de la dependencia, hace que la probabilidad de su participación consciente en la trama criminal se eleve al 99.99 por ciento. Cuando menos el asunto debió evitar su nombramiento en la SRE, y Peña Nieto mucho menos debió encargar la conducción (por encima de Idelfonso Guajardo) de las negociaciones comerciales con USA, a quien es blanco fácil de la extorsión del gobierno estadunidense por su plausible conspiración en el “blanqueo” de 100 millones de dólares. La importancia que tiene para un Estado- Nación evitar una situación del tipo, es demostrada, por ejemplo, con la postura de la exsecretaria de justicia estadunidense Sally Yates, en relación a las turbias entrevistas del despedido consejero de Seguridad Nacional Michel Flynn con el embajador ruso, Sergei KisLyak, manifestando Yates en su comparecencia ante el Comité de Inteligencia del Senado, que Flynn (Univisión- mayo 8-2017) “esencialmente podía ser chantajeado por Rusia y que comunicó a la Casa Blanca del tema”. Sally Yates fue corrida del cargo días después de su informe a Trump.

Conagua, un nido de bandidos
Con motivo de las inundaciones recientes de la Ciudad de Mexico, la Conagua fue denunciada por especialistas de ser causal de ellas, debido a su retraso en la terminación de mega obras como el Túnel Emisor Oriente (TEO) y el Emisor Poniente (TEP), lo que (Reforma-01/O7/17) “agrava la vulnerabilidad de la Ciudad de México y propicia grandes inundaciones en esta temporada de lluvias”. Obras como el TEO de 60 Kms de largo se elevaron a un costo de 40 mil millones estimados en 2016, a diferencia de lo presupuestado en 2014, que fue de 20 mil millones para construirla en su totalidad, lo que habla de un tremendo desorden y corrupción en la ejecución del proyecto. En Mare Nostrum XLI (01/06/17) se hacía eco de las publicaciones de periodistas profesionales de Baja Norte, que referían las grandes tranzas que impasible sigue haciendo en la institución, el ex director nacional de la CONAGUA, David Korienfeld; que hace pensar en la complicidad del presidente Peña Nieto con las actividades delictivas de su amigo.

En BCS, a partir de la llegada de Luis Alfonso Martínez Plata en septiembre del 2015 como director local, las denuncias en contra de la Conagua se han multiplicado y directivos del ejido Chametla- conurbado a la capital del estado-, por ejemplo, señalaron de abuso de autoridad [Max Rodríguez (+) Noticias La Paz 2016/02/09) a Martínez Plata y Octavio Navarro por pretender abrir un cauce de arroyo que no existe para gastar innecesariamente 30 millones de pesos autorizados por el FONDEN. Despojando de paso a los ejidatarios de una superficie en la que existen cultivos de forrajes, la cual pretenden declarar zona federal. La obra, a decir del presidente del Comisariado ejidal, Manuel Alejandre Carrillo “constituye un serio peligro no solo para el poblado de Chametla sino también para La Paz capital del estado”.

Luis Alfonso Martínez Plata fue sancionado en 2009 con una inhabilitación de seis meses por el órgano de control interno de la Conagua, por su participación en el saqueo de 2 mil millones de pesos correspondientes al Plan Hídrico Tabasco, que intentaron justificar Omar Komukai (exdirector local en Tabasco que fue cesado) y Luis Alfonso Martínez plata (ex subdirector), con obras de mala calidad y colapsadas en su mayoría. De ello, una nota de Milenio Diario de Tabasco (Salvador Fernández- 09/07/2010) informa en su párrafo primero: “La dirección local tabasco a cargo entonces de Omar Komukai Puga y Luis Alfonso Martínez Plata, subdirector de Infraestructura Hidrológica, celebró 11 contratos (10 de obra pública y 1 de supervisión) por un monto total de 84.4 millones de pesos, con periodo de ejecución del 16 de febrero al 17 de marzo de 2009, habiéndose pagado a los contratistas y no ejecutado los trabajos”. Martínez plata luego de su sanción fue enviado como subdirector a Guerrero, generando infinidad de críticas debido a su mal desempeño, dejando un cochinero. Lo mismo que hace en BCS.

El impresentable Leonel Cota
Como consecuencia de la pésima administración que encabezó el ex gobernador priista Guillermo Mercado, en 1999 lo sucedió en el cargo el tránsfuga de ese partido, Leonel Cota Montaño (LCM), quien bajo las siglas del PRD ganó las elecciones. Previamente Cota, había sido diputado federal y presidente Municipal de la Paz (1996-1998) con el PRI. En esta última responsabilidad, dejó constancia de su arrebatada corrupción, cediendo irregularmente (crónica.com.mx/notas/2005/209874.html) en 1997 el paramunicipal Sistema de Transporte Urbano Municipal de La Paz, a la empresa monopolista del transporte estatal, Autotransportes Águila- que, asociada con ABC de Baja norte controla todo el pasaje que viaja por la carretera transpeninsular bajacaliforniana. Otra de sus acciones de baja estofa, consistió en desaparecer la Contraloría Municipal “porque no servía de nada”, cosa que el ayuntamiento posterior tuvo que revertir por exigencia normativa del gobierno federal. En funciones de diputado federal, el priista LCM votó por aquel aumento del IVA del 10 al 15% en zonas fronterizas y del 6 al 10% al resto de la república y evento antipopular identificado con la “roqueseñal”.

La simple concesión de la actividad transportista, autorizada por el Cabildo, se transformó sin base legal en una aparatosa venta de garaje, que incluyó además del parque camionero, un amplio terreno céntrico en La Paz e inmueble donde se ubicaban los talleres y almacenes del Sistema, al igual que servía de aparcamiento para las unidades en reposo. Los supuestos 2 millones de pesos, recibidos por el Ayuntamiento (el puro terreno los valía) presidido por Cota Montaño, no fueron destinados a cubrir, por ejemplo, las cuotas obrero- patronales al IMSS ni las contribuciones al fondo de vivienda INFONAVIT, adeudadas por el Sistema de Transporte Urbano. Al IMSS, Leonel Cota, le pagaría siendo gobernador con un terreno en Cabo San Lucas de propiedad estatal, y al Infonavit después de transcurridos 20 años, el Municipio de La Paz aún no finiquita el adeudo, no obstante, los requerimientos constantes a los Ayuntamientos predecesores, y negativa permanente que originó un embargo precautorio del Infonavit (crónica.com.mx/notas/2006/258279.html) al Municipio, por 20 millones de pesos. Otra de las tranzotas de LCM en su paso por la alcaldía de La Paz, consistió en la desincorporación del patrimonio municipal del predio costero de 72 Has, Cerro de la Calavera, (Contralinea.com.mx/archivo /2008/junio2/htm) “el cual vendió a una empresa inmobiliaria a 4 pesos por metro cuadrado. Luego de urbanizar el lugar la empresa vende el metro a 200 dólares”.

El Mogote fue vendido por gobierno de Leonel Cota MontañoEl escándalo proveniente de la venta del Transporte Urbano (y del Cerro de la Calavera), lo sobrellevó LCM, dejando la alcaldía en manos del suplente, pasando a buscar la candidatura del PRI a la gubernatura a través de una consulta interna, quedando en segundo lugar en una cerrada contienda entre 3 competidores. Finalmente, apoyado por la del gente ex congresista federal José Antonio Valdivia – partícipe en la consulta interna -, LCM emigró al PRD y fue ungido candidato a la gubernatura, derrotando en la elección al oficialista Antonio Manríquez, a quien Leonel y su hermana Rosa Delia – era funcionaria del PRI estatal-, escaso año antes, habían organizado un acto multitudinario en el pueblo natal del primero, donde micrófono en mano se pronunciaron a favor de Manríquez para obtener la candidatura del PRI a gobernador.

Rosa Delia Cota Montaño (RDCM), que también fue alcalde (PRD) de La Paz en 2008-2011, ni siquiera por vergüenza se ocupó de cubrir las trapacerías del hermano- a quien debe los puestos obtenidos y no abonó un solo peso al Infonavit. Ella, tiene ídem negro historial de corrupción y hoy es diputada local plurinominal, pese a que irónicamente ese mismo Congreso del Estado donde despacha, presentó contra RDCM en junio de 2012, la demanda penal (A.P. LPZ 74FTB/212/2012) por la malversación de 308 millones 835 mil 367.8 pesos, sustraídos en el periodo que fue presidenta Municipal. Dicha señora, en acto de nepotismo puro- seguramente delictivo- fue nombrada en 1999 por su hermano él gobernador, directora General del DIF, y otro consanguíneo, Juventino Cota Montaño, recibió el cargo de Coordinador General de Asesores del gobernador LCM. Hechos de nepotismo oficial extremo, inéditos hasta entonces, en la historia contemporánea de BCS y la del país.

Cofradía familiar vengativa y despiadada
Los tres hermanos (Leonel, Rosa Delia y Juventino), en venganza enfermiza del poder, operaron como triada criminal para despedir de dependencias estatales y municipales a más de mil trabajadores que dizque no apoyaron la campaña de LCM a gobernador, muchos de ellos víctimas inocentes qué no hicieron proselitismo en su contra. Y personal con algún perfil de servidor público qué fue desplazado por gente notoriamente impreparada, cuya única obligación consistía en obedecer sin rechistar los dictados depredadores de los Cota Montaño; destrozando la maldad de éstos, a innumerables familias sudcalifornias. De aquí devino, la contratación de centenas de empresarios fracasados, amas de casa sin estudios, mecánicos, choferes, y una generalidad de individuos que fueron encumbrados en el servicio público a partir de arrastrarse a los pies de la hermandad: Especialmente, los nuevos cuadros debían carecer de dignidad, aguantando a pie firme, los maltratos verbales y humillaciones obsequiadas rutinariamente por el sátrapa exgobernador. El nepotismo de LCM fue atroz y nombró a su prima hermana, Rosalía Montaño, titular de educación estatal, que, sin estar capacitada en lo mínimo, sí fue el instrumento idóneo -durante los 2 años que pudo sostenerla-, para colocar en plazas y cargos educativos a incondicionales, familiares y recomendados, acabando de tajo con la sana meritocracia vigente en el sistema educativo; practica destructiva, implementada en toda área de gobierno.

Transcurrido la mitad del año 2017, la legisladora local RDCM- sin solventar sus grotescos problemas judiciales- se dispone a abandonar el PRD y afiliarse a MORENA, partido qué en BCS, el líder y precandidato presidencial 2018, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) habría dejado en manos de su amigo LCM, no importando que lo haya traicionado pidiendo en este estado, el voto para Peña Nieto en la elección del 2012 a presidente. Proceso en el cual paradójicamente, Leonel Cota, representaba también al PRD por una senaduría y competencia donde ocupó un ridículo y lejano tercer Lugar, captando 34 mil votos de 100 mil que prometió públicamente lograría para AMLO. Poco antes, en 2011, LCM hizo el mismo papelito buscando ganar la alcaldía de Los Cabos por él PANAL, empero sus exiguos 7 mil votos obtenidos fueron suficientes para hacer perder al candidato del PRI, beneficiando al perredista Antonio Agundez Montaño y hermano del exgobernador Narciso Agundez, a quien ahora LCM ha incorporado en BCS al proyecto AMLO; una relación nada halagüeña para el tabasqueño, como se argumentará más adelante luego de breve síntesis del gobierno de LCM.

El perfil socialmente depredador del exgobernador Cota Montaño (“Lioncruel” le apodaron columnistas), se palpó en la comunidad rápidamente, por su desenfrenada adicción a las apuestas en carreras de caballos -peleas de gallos. Eventos que multiplicó por toda la geografía estatal, congregando la presencia de jefes del narcotráfico local y otras “personalidades”. Eventualmente, valientes maestras de escuelas primarias del medio rural (San Pedro a 25 Kms de La Paz) se quejaron públicamente, que los niños llegaban “crudos” el lunes a las aulas, luego que un día antes estuvieron con familiares o solos en ambientes donde se respira la ingesta exagerada de alcohol, cigarro, drogas y demás ingredientes contracultura como los narcocorridos; en pésimo ejemplo para el alumnado. Contexto de disipación y vicio en el cual LCM cobró fama de rajón y de tramposo. La vox populi comentaba al tenor, qué unos “paisas- o “tomateros” decían otros, habían agarrado por el cuello al entonces gobernador, al negarse a pagar las derrotas de sus caballos- que corrían representando a la propia cuadra, de un LCM que vuelto monstruo, transformaba canchas deportivas en instalaciones (tastes) para carreras equinas. Cabe añadir, que los principales compañeros de correrías de LCM en materia de apuestas, eran su hermano Juventino y el ya mencionado Luis Cano, que usaban un avión (“El Gorupo”) del gobierno, exclusivamente para transportar sus aves de combate a los sitios de celebración de las peleas, viajando con tal fin incluso a Sinaloa.

El Mogote y Luis Cano
En sociedad con Cano y otros cuantos, el exgobernador de marras practicó uno de sus deportes favoritos: el robo y despojos de terrenos de propiedad pública, privada y social. De ellos, se hará referencia a los icónicos de una amplia gama, cometidos. En el caso del patrimonio público, luego de la operación exitosa de nivel municipal “Cerro de la Calavera”, LCM, en el ámbito estatal, enfocó su mira criminal hacia un predio insular de 350 hectáreas y 8 kilómetros de playa, localizado frente a la ciudad de La Paz, el cual fue adquirido en los años sesenta por el gobierno estatal, de familiares del general Agustín Olachea, un nativo distinguido, que había sido gobernador de las 2 Bajas, expresidente nacional del PRI y exsecretario de la Defensa. El predio es conocido históricamente con el nombre del Mogote y en 2002 fue vendido por LCM en supuestos 40 millones de pesos al famoso Luis Cano- individuo recién desempacado de Sinaloa que evidentemente carecía de esos recursos. La operación para el ciudadano enterado fue de “lengua”, y esos dineros jamás entraron a la Hacienda estatal. Los cuestionamientos en ese sentido publicados por periodistas no fueron desmentidos por el gobierno de LCM, con la publicación del cheque derivado de la venta del terreno. El ensayista recibió hace años, el testimonio verbal de uno de los propietarios de fracciones colindantes dentro del mismo Mogote (la ínsula es mayor a 800 Has), relativo, a qué estuvo en una reunión donde se planificaría el trazo de calles en el área a urbanizar del Mogote, y que LCM en persona- ante la sorpresa de varios, dirigió el encuentro, explicando “él gobernador” frente al plano del área, la ubicación de las vialidades etc., evidenciando cínicamente su sociedad con Cano.

En resumen, el proyecto fracasó, quedando en demagogia los 11 mil empleos directos a generar, amén de la derrama por 1200 millones de dólares en inversiones que traería consigo el desarrollo turístico “Paraíso del Mar”. Al final, solo se construyeron 4 edificios de condóminos y algunas decenas casas, salvo que fueron embargados por la banca porque Cano no pagó los créditos contraídos para financiar el desarrollo, defraudando a cientos de compradores de mayoría extranjera qué liquidaron al 100% el valor de los inmuebles. La organización Greenpeace, acusando al gobierno de Felipe Calderón de promover la destrucción de los ecosistemas en beneficio de especuladores (greenpeace.org/mexico/es/noticias/2008), dio a conocer: [En el 2007 Greenpeace denunció que Fonatur había vendido terrenos a precios de 14 dólares el metro cuadrado en Cancún, Quintana Roo; 8 dólares en San José del Cabo; 185 pesos en Loreto B.CS (…) Cabe aclarar que el “regalo” de terrenos no solo se da en el gobierno federal, en La Paz Baja California Sur, el exgobernador Leonel Cota Montaño, vendió el predio conocido como el Mogote a 12 pesos el metro cuadrado, cuando ahora el desarrollador Luis Cano lo está revendiendo a 30 mil pesos la misma porción.]. El predio en mención tiene una enorme riqueza biológica y la comunidad conservacionista nacional e internacional, logró demostrar de manera contundente, que los estudios de impacto ambiental presentados por el desarrollador carecían de rigor científico y que además violaba un decreto presidencial datado de 1940, que etiquetó al Mogote de reserva forestal no destruible. De modo que, al “Paraíso del Mar” no lo levanta ni Obama. Vale mencionar, que Luis Cano fue impuesto 2 veces por Leonel Cota durante su régimen, en el cargo de presidente del poderoso Consejo Coordinador Empresarial de Los Cabos.

La Invasión del Ejido La Purísima
De manera paralela al despojo del Mogote, LCM y su primo Narciso Agundez (uno gobernador y el otro alcalde cabeño) promovían al norte de la entidad, la compra masiva de derechos ejidales. El Ejido La Purísima Baja California Sur, con 453 mil hectáreas de dotación y 200 kilómetros de costa diseminados frente al Océano Pacifico y el Golfo de California, se convirtió en blanco de las ambiciones de los capos oficiales. A partir de 1999, un pequeño grupo de residentes cabeños, capitaneados por… Luis Cano, emprendieron un viaje de 400 kilómetros con destino al poblado la Purísima, y asentamiento que dio vida en los años veinte (1929) del siglo pasado al Ejido del mismo nombre. En ese lugar, los 4-5 individuos convencieron en 1 año a la mitad de los casi 400 miembros del núcleo ejidal, de que traspasaran sus derechos de pertenencia al ejido, en 40 mil pesos promedio, que ya en posesión de inversionistas apoyados por “el gobernador”, decían los estafadores, harían posible la construcción de grandes desarrollos turísticos que llevarían “prosperidad” a la zona. Dichos derechos ejidales, en su mayoría, fueron revendidos inmediatamente a terceros, conservando Cano y compañía varios de ellos, mediante los cuales tendrían representación al interior del ejido, colocando en su dirigencia a gente que pudieran manipular. Es decir, los Derechos ejidales obtenidos para si por los enviados de LCM, técnicamente no costaron, al pagarlos con el gran diferencial económico obtenido en la reventa de derechos a terceros; que significó negocio redondo, ya que ganaron mucho dinero y aparte se hicieron de grandes extensiones de tierra.

De Luis Cano, el maestro (+) del periodismo local, Mario Santiago
(antiguacalifornia.blogspot.mx/2013/03), señaló: “En la Purísima junto a su esposa y más de 50 familiares, que nadie ha visto en ese lugar, tienen acaparado más de 60 derechos y cada uno contempla 11 parcelas que hacen un total de 660, y desde luego la mayoría en zonas privilegiadas. Se calcula que ha vendido 50 derechos más en 50 mil dólares cada uno, además de 47 hectáreas con 500 metros lineales en un millón de dólares en las conocidas como Punta Manzanares y de todas esas impresionantes ganancias no entregó un cinco al ejido”. Las mejores parcelas quedarían en manos de Luis Cano, a cambio de absorber el costo del levantamiento topográfico de las parcelas repartidas a todos los miembros del ejido, lo que fue un ardid porque dichos trabajos fueron pagados con ventas de terrenos de la propia organización y además cobrados en especie por el responsable de hacerlos, (un ingeniero Sarabia), que se apropió de un centenar de ellas. Luego de 18 años de la expedición del prestanombres de LCM y Narciso Agundez, en pos de las 453 mil Has del Ejido La Purísima, a la región no ha llegado un ápice del desarrollo prometido. Por lo contrario, Cano y su grupo, en complicidad con la CNA los ha despojado de sus concesiones de agua, impidiendo irrigar los huertos. Problemática general que ha provocado infinidad de juicios agrarios y civiles, directivas destituidas etc. Actualmente no hay autoridades ejidales reconocidas.

La Joya de La Corona: el predio de mil millones de dólares
En materia de despojos a la propiedad privada, Leonel cota y su gavilla, no se quedaron atrás, y atacaron desde el poder oficial sin clemencia. Iniciada la administración estatal de LCM y la Municipal de Narciso Agundez Montaño (NAM) en Los Cabos, el par de primos, decidieron(nov-1999) inscribir (transcripcion38 foja 49 vol. CIP EV sección primera) en el Registro Público de la Propiedad, 120 años después de su emisión, el título de propiedad de un predio pro-indiviso de nombre Cabo San Lucas, y superficie de 8 mil 139 hectáreas, el cual estaba a nombre de Idelfonso Green Ceseña (1830-1932), un héroe defensor del territorio de Baja California sumado al movimiento liberal que promulgó las Leyes de Reforma. Dicho predio, que, en plano, abarca la totalidad del casco urbano actual de Cabo San Lucas, es considerado por descendientes familiares de Green, como parte del patrimonio heredado, y desde 1987 iniciaron el juicio sucesorio.

Particularmente, los herederos de Green empezaron a litigar a partir de 1992 la propiedad de un terreno baldío de 115 Has ubicado frente a la Bahía de Cabo San Lucas, y valor comercial no menor a los 200 millones de dólares, cuya tenencia argumentan es ilegal, al proceder de un contrato privado cuyas medidas y colindancias no corresponden al sitio. Es necesario aclarar, qué las observaciones al caso aquí planteadas no pretenden dilucidar sobre quien tiene la razón de las partes en conflicto, sino describir un modus operandi de Leonel Cota y NAM en materia de despojos de predios ajenos, y de manera especial, mostrar como la rapacidad de ambos los llevó- por este caso- a romper su amistad; algo que superarían apenas en las elecciones locales del 2015, aliándose en paquete con el PRI; ahora “van por más” con López Obrador.

En el año 2004, a unos meses de que LCM pidiera licencia al cargo de gobernador para irse a dirigir el PRD nacional en cuestionada imposición de AMLO, el citado terreno de 115 Has fue invadido por una turba de 100 desconocidos liderados por Luis Armando Diaz, uno de los políticos arribistas cercanos a los primos Montaño, quien venía precedido de acciones similares en Ensenada BC, donde fue encarcelado por eso. Acciones del tipo, fueron emprendidas por doquier e invadieron en 2002 la desembocadura del arroyo Salto Seco a la Bahía de Cabo San Lucas, apoderándose con papeles falsos y todo el poder del gobierno, de 70 Has de propiedad federal hoy cotizadas en cien millones de dólares. Vale mencionar, que todas esas actuaciones violentas contaron con auxilio policiaco, de modo tal que los opositores al despojo en camino tuvieran claro a que se enfrentaban; la intimidación fue él arma favorita en las tropelías criminales de LCM.

De vuelta al predio de 115 HA, éste se encontraba desde 1970 en posesión pacifica de Inmobiliaria del Cabo S.A, que procedió a entablar las denuncias legales correspondientes. En mayo del 2010- con la finca todavía en manos de invasores- una noticia de 8 columnas del diario de mayor circulación estatal (El Sudcaliforniano 25/05/10) sorprendió a los lectores: El gobernador de BCS Narciso Agundez, denunciaba a funcionarios del Ayuntamiento de los Cabos por un daño al erario municipal de 270 millones de pesos, señalando de responsables al director del Registro Público, Joel Cota (expolicia y sobrino de LCM), a la tesorera y al jefe de Ingresos. El fraude, declaró NAM, provenía del no cobro del impuesto sobre adquisición de inmuebles (ISABI) derivado de la compraventa de un inmueble que, además- citó la nota-, presentaba doble escrituración, dejando de percibir la hacienda estatal 60 millones de pesos que le correspondían. Lo que no dijo NAM, fue que la doble escrituración correspondía al predio invadido a Inmobiliaria del Cabo. Del seguimiento al caso que dieron los medios, y de artículos publicados por el suscrito sobre el tema sustentados en documentos oficiales del Catastro, se desprende:

Agandalles entre ratas y lavado de dinero
La denuncia de NAM contra los funcionarios del Ayuntamiento (también perredista) cabeño, fue un ajuste de cuentas al agandalle que el exgobernador Cota Montaño le propinó a su primo Narciso Agundez, inscribiendo primero en el Registro Público de la Propiedad, la compra venta suscrita el 1 de junio del 2009 ante la fe del Notario # 28 (Salvador Corral) de Hermosillo Son., por Royal XP S.A de CV y Manuel Salvador Avilés Green en carácter de albacea de la sucesión intestamentaria de Idelfonso Green Ceseña. Dicha operación fue pactada, según escritura (29,845 vol. 416) en 899.66 dólares por metro cuadrado y valor total de mil 034 millones 964 mil dólares; una cantidad descomunal y fuera de mercado, firmando como representante de la parte compradora, Guillermo Ernesto Tapia Calderón, cuyo nombre, dicho sea de paso, coincide con el de un empresario sonorense vinculado con aquella famosa operación de lavado de dinero realizada en Mexico por HSBC, a miles de millones de dólares del narcotráfico. Del asunto, se difundió (termometroenlinea.com.mx 2010-06-24), “En la información oficial solo se señalan como cómplices de los funcionarios bancarios a dos hermosillenses de la colonia Pitic, pero trascendió que esas personas eran el empresario Guillermo Tapia Calderón y su yerno el polémico publicista Donald W. Walter jr., quienes actuaban o actuarían como colocadores de los certificados de depósito para la compraventa de inmuebles”.

El gane de LCM a Narciso Agundez consistió, en que éste había operado previamente la compraventa del mismo predio a favor de otra empresa (Servicios e Inmobiliaria Moss), pero con otro albacea (Ivan Ernesto Palacios Corrales) representando a la sucesión de los Green. La operación se hizo por 200 millones de pesos ante el notario 3 de Tijuana Xavier Ibáñez el 28 de abril del 2009, es decir 2 meses antes de la protocolizada a favor de Royal XP; solo que se durmieron y el exprocurador de justicia de NAM y concuño de LCM, Fernando González Rubio, se presentó ante el director del Registro Público de la Propiedad, Joel Cota, con la compraventa del predio a favor de ROYAL XP, que inscribió el sobrino de LCM en menos de 2 horas. Luego Joel Cota, declararía a la prensa que fue sorprendido por González Rubio- entonces recién corrido de la Procuraduría por el grotesco manoseo de casos relevantes etc. Así, el trámite en Catastro y la inscripción en Registro Público (numero 13 foja 23 vol. CDX Sección I) de Royal XP- LCM, se harían el 3 y 4 de junio del 2009 respectivamente, y los de Servicios e Inmobiliaria Moss-NAM, ambos tramites se ejecutarían cinco días después, el 9 de junio del 2009; y su inscripción en el Registro Público de la Propiedad, fue bajo el número 18, foja 118 del volumen CDIX, Sección I.

A la denuncia del gobernador Agundez, Leonel Cota respondería días después en la radio Cabo Mil, términos más términos menos, que la operación de Royal XP era legal, usando la frase “el primero en tiempo primero en derecho” para justificar una posición toralmente cínica, puesto ser obvio ante la opinión pública, qué la doble venta en picota se refería a un predio que estaba al momento invadido por una conspiración perpetrada por LCM y NAM; “La “Joya de la Corona” llamaría al predio en el affaire, el osado bandido.

Por otra parte, llama la atención la enorme diferencia en el valor de las transacciones: La de Inmobiliaria Moss- NAM de 200 millones de pesos, y la de ROYAL XP por más de mil millones de dólares. En el caso de la primera, con boleta oficial # 619895 se pagarían por derechos de inscripción en el registro, 650 mil 641 pesos, y en la segunda, mediante convenio TGM/03/2009 se abonarían al municipio 780 mil 078 pesos. Ultimo pago por demás irrisorio cuando proviene de una compraventa por mil 034 millones de dólares, la cual sería amortizada en escritura, como sigue: Primera parcialidad de 50 millones de dólares el 17/06/09; segunda parcialidad por 400 millones de dólares el 20/07/09; tercera parcialidad de 583 millones 164 mil dólares a pagarse el 19/09 del 2009. Abonos los tres, que suman mil 33 millones 164 mil dólares, diluyéndose el resto de lo convenido en 12 mensualidades.

Los pagos parciales anteriores, de acuerdo a escritura, se acreditarían a la cuenta en dólares # 70030422313 a nombre de Manuel Salvador Avilés Green en banco HSBC MEXICO S.A, a través de la clave internacional para transferencias SWIFT BIMEMXMM 021040070030422213. La Operación de Royal XP con el supuesto albacea de la sucesión de Idelfonso Green es harto sospechosa en primera instancia, por el atrevimiento del comprador a pagar mil millones de dólares por un predio con conocidos y graves problemas legales, monto además excesivo a precios de mercado. De los antecedentes del representante legal de ROYAL XP, ya se precisó, y de la participación de Leonel Cota en la trama, se recuerda alguna declaración en prensa acreditada al PAN en la campaña a gobernador de Carlos Mendoza Davis, relativas a que LCM tenía una averiguación previa en la PGR por lavado de dinero. Algo que debe esclarecerse por la PGR y la SHCP-SAT, y que presenta todas las características para golpear a AMLO, en la andanada que viene, con miras a truncar sus aspiraciones a la presidencia 2018.

Los temas centrales aquí vertidos serán complementados en la próxima publicación.

MAREMÁGNUM
La mafia criminal creada por Leonel y Rosa Delia Cota Montaño en el Registro Público del Municipio de La Paz, y responsable de la desaparición del libro primero y de infinidad de expedientes de propiedades en proceso de despojo, prosigue operando impunemente y la búsqueda de datos solicitados por los usuarios a la dependencia, son contestados falsariamente. El director estatal del Registro Público de la Propiedad y el Comercio, Carlos Aramburo, debe limpiar la casa y sustituir al corrupto personal actual por gente no maleada… El IMSS- BCS, igual es refugio de irresponsables y las solicitudes de información pública a la delegación regional, son contestadas por un Rubén Garza, mandando a los ciudadanos a la plataforma de una ¡ONG!, para iniciar un trámite que encaminan a su demora, Garza al parecer, es el mismo inútil que no resolvió nada de las denuncias presentadas ante la Secretaría de la Función Pública por sudcalifornianos hartos de ser despojados por megarratas del nivel de Leonel Cota Montaño. Un secuaz-socio de este, José Rosario Álvarez Castillo despacha en una subdelegación del IMSS, pese a su involucramiento en cuestionadas operaciones de la CROC con valiosos inmuebles de la zona hotelera en Cabo San Lucas y otras marranadas de grueso perfil criminal… A casi 500 millones de pesos asciende a la fecha, el fraude cometido con recursos federales por el exgobernador Covarrubias, la Auditoria Superior de la Federación, espera de un momento a otro, la emisión de unas ordenes de aprehensión, que inexplicablemente no ha solicitado la PGR, pese a que los delitos están plenamente acreditados.

pescadoresz@prodigy.net.mx

Anuncios