ABCdario


Por  Víctor Octavio García

PVEM

Acuerpamiento aliancista

1 AAAA LOGO PARTIDO VERDE BCSNo lo ven quienes no lo quieren ver, el cúmulo de coincidencias –que en política nomás no se existen– que directa o indirectamente benefician al proyecto político del aspirante puntero del PRI a la candidatura por la próxima gubernatura, se siguen dando. Ahora, en el PVEM, aliado histórico del PRI, donde Rommel Fiol Manríquez, alfil muy cercano al senador Ricardo Barroso, tomó protesta ayer como nuevo Delegado del CEN del PVEM en BCS, previo al inicio de la puja por las alianzas.

Acto sencillo, breve, de lleno total, como son los actos barrocistas, Rommel Fiol asumió la delicada responsabilidad de conducir los acuerdos políticos en los que se sustentará la alianza PVEM-PRI para el próximo proceso electoral. La designación del Delegado del CEN del PVEM, es una clara señal de que el partido Verde irá en alianza con el PRI en el 2015, y que su reactivación responde precisamente a esa motivación, sea quien sea el candidato ungido.

Las coincidencias no descansan en la simple reactivación de los verde-ecologistas en el escenario político-electoral, sino en que el nuevo delegado haya saltado del territorio del puntero del PRI al PVEM, movimiento que seguramente se produjo con el aval del CEN del PRI y de la Segob, a menos de una semana de la visita del dirigente nacional del PRI a BCS, César Camacho Quiroz.

Por esa humilde coincidencia –que en política nunca nomás se dan– los escribidores a sueldo cuestionaron ácidamente la designación de Fiol Manríquez, calificándolo como un agandalle del PVEM, alentados claro está, por los azules (panistas) y desde el frente del “fuego amigo” en el PRI, en aras de descalificar lo que se exhibió a vista de todos; que le están sirviendo la mesa al aspirante puntero del PRI, previo a la nominación de candidato.

De ahí que el evento haya lucido desairado por el grueso de la clase política priístas que traen sus apuestas con otros Santos, al igual de lo que pasó en el 2011 y 2012, cuando se equivocaron en dos ocasiones, y de seguidito. Con pésimo olfato político e indispuestos a correr riesgos, persisten en su afán de perder, de no ver lo que otros ven con absoluta claridad.

Y es que el acuerpamiento político en torno a la figura del senador Ricardo Barroso, no deja el menor resquicio de dudas de quién es el preferido donde se toman las decisiones, y a falta de juicios de peso y argumentos sólidos que permitan confundir y enrarecer el clima político al interior del PRI, crean e inventan escenarios falsos e inexistentes sobre los supuestos movimientos políticos del puntero del PRI.

En la segunda guerra mundial, cuando la poderosa y temible división Panzer del frente alemán causaba grandes bajas en los ejércitos de los “aliados”, los estrategas militares, en aras de de justificar lo injustificable, inventaban teatros de operaciones y numerosas conjeturas para descalificar el  avance firme y seguro de la poderosa división, al igual, guardada toda proporción, que las conjeturas y elucubraciones que hacen, un día si y otro también, en contra de Ricardo Barroso.

Sin forzar alianzas fugaces que duran lo que dura un suspiro, ni golpes por debajo de la mesa, Barroso ha formado su propio capital político, y al igual que la poderosa y temible división Panzer, se mueve y opera como una unidad independiente, con un solo mando, sin interferencias ni competencias desleales en las que menudean las puñaladas traperas. (Por cierto, cabe preguntar, a renglón seguido, ¿qué pasó con la publicitada alianza Isaías-Esthela?. ¿Quién ganó?. ¿Quién se rezagó?, y en la suma de los totales revisar con absoluta sinceridad. ¿Cuales han sido los beneficios reales que ha dejado?, no vaya a ser que les haya pasado lo que le sucede a los lomboyes en plena floración, “que solos se deshojan”. ¿Échense ese trompo a la uña?

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a abcdario_@hotmail.com

SOBRE EL CABRESTO
En gira por Los Cabos, donde se reunió con maestros de Cabo San Lucas, el senador Carlos Mendoza Davis, escuchó y atendió los planteamientos que le hicieron los mentores, entre ellos la sentida demanda de apoyos para mejora de los planteles educativos, recursos tecnológicos y sobre todo, lo referente al acceso al Internet. Mendoza Davis les recordó haber presentado una iniciativa en la que solicitó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en conjunto con la Comisión Federal de Electricidad, que retomen el proyecto para unir a Baja California Sur a la Red Nacional de Fibra Óptica y también haber suscrito una iniciativa para reformar las leyes generales de Educación y Salud, a fin de establecer la obligación del Estado de proporcionar acceso público de Internet y de banda ancha a todas las instituciones públicas educativas y de salud del país, así como a las oficinas gubernamentales de los tres niveles, “con ello, les otorgaríamos esta herramienta fundamental, en primer lugar para no quedar rezagados en lo que al uso de tecnologías se refiere y en segundo por que somos consientes del gran apoyo que representa a maestros y alumnos para el mejor desempeño de sus tareas, por más alto que sea el costo de este servicio, nunca podrá ser comparado con los beneficios que representa para la comunidad docente y estudiantil”, expreso…..La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), Delegación Baja California Sur, rescató y liberó un ejemplar de tortuga marina de la especie Chelonia mydas agassizii, que fue encontrada en una jaba en la playa conocida como El Mochombo, en Puerto de San Carlos, municipio de Comondú. Se trata, informó la dependencia, de un ejemplar hembra, de 70 cm de largo y 69 cm de ancho de caparazón, con un peso aproximado de 33 kilogramos…En reunión de la Comisión de Turismo en el Senado, el senador Isaías González Cuevas destacó la importancia que tiene para el turismo el impulso a los “pueblos mágicos” que captan 4 millones de turísticas al año en 83 localidades y polos de desarrollo en el país, dos de ellos asentados en BCS, (Loreto y Todos Santos). Reitero, ante la devastación causada por el huracán “Odile”, que se deben “aprovechar todas las opciones y alternativas no solo para la recuperación total de infraestructura y actividad económica, sino para encauzar un crecimiento ordenado y sustentable que implique  viviendas y servicios de calidad para los prestadores de servicios”…..Salud.

4 comentarios en “ABCdario

  1. ROJO

    Habrá que esperar en que para la alianza suma-menos entre Isaías González Cuevas y Esthela Ponce Beltrán. Los referentes que existen –abundantes y aleccionadores– dan cuenta de que las alianzas entre priístas sólo han servido para enriquecer la picaresca. Los resultados habría que esperarlos sentados.
    Para muestra, un par de botones. Después de la derrota del PRI en el 99’, siendo Miguel Vega Pérez Presidente del PRI, los priístas no sabían qué hacer ni cómo reaccionar ante tan inédito escenario. Miguel Vega, que en sus años mozos simpatizó y estuvo alineado en el “mercadismo”, urdió en abrirles espacios y darles calor e invitó al ex Gobernador Guillermo Mercado Romero a integrarse a las tareas del partido como Presidente de la Fundación Colosio. Mercado Romero necesitaba reactivarse políticamente después de las terribles campañas de odio y de linchamiento político-mediático, persecuciones y defenestraciones que les enderezó el leonelato. Miguel Vega sabía que el ex Gobernador necesitaba oxigenarse, y que mejor plataforma que la fundación Colosio para reiniciar desde ahí su reivindicación política.

    Mercado, como todo un político pragmático y de palabra, creyó en su antiguo pupilo. En el PRI no había nada, y tras la voluntariosa invitación a sumarse a las tareas del partido tuvo que cargar con escritorio, sillas, teléfono, cesto para la basura y papelería desde su casa hasta el partido. Los días pasaban y nada de nada, Miguel Vega seguía sin dar color con el nombramiento del nuevo inquilino en el partido. Pasaron los días y las semanas y el nombramiento no llegaba. Mercado se desesperó y se fue a su casa, sospechando que Miguel Vega no le cumpliría –tal como ocurrió–. Años después, una vez que Miguel Vega salió por la puerta trasera del PRI, Mercado asumió la Presidencia de la Fundación Colosio, donde llevo a cabo un discreto pero efectivo trabajo en favor de la Fundación y del partido.

    Desconozco sí Mercado percibió, sospecho, intuyó o se enteró de que Miguel Vega traía acuerdos con el entonces gobernador, Leonel Cota Montaño, acuerdos de impunidad. Su hermano, Rafael Vega Pérez, que fue quien manejo la “partida secreta” de Mercado durante su gobierno, estaba muy vulnerable ante las locas e irascibles persecuciones y reacciones del leonelato. Para esto, Miguel Vega llegó al acuerdo con el entonces Gobernador Leonel Cota, de no hacer ruido en el partido a cambio de la impunidad de su hermano. En ese escenario, Miguel Vega solo jugó con el score.

    Así era Miguel Vega Pérez y así son las alianzas entre priístas. Más tardan en armarlas que en desbaratarlas. Cierto, Miguel Vega tenía esa peculiar característica de destejer por la noche lo que tejía durante el día, característica común que hacen únicos a los priístas, inconfundibles, sin par, en el difícil y complejo arte de la simulación.

    Otro botón de muestra es la “alianza” que Miguel Vega hizo con Esthela Ponce para catapultar a Rosy Montaño a la dirigencia de la Organización de Mujeres Priístas. Miguel Vega, ya que traía su candidata (Lety Serratos) para la dirigencia de la OMPRI, aún así “negocio” con Esthela Ponce, en el seno de una típica y desbaratada alianza entre priístas, para que Rosy Montaño asumiera la nueva dirigente de la OMPRI. Como era de sospechar y fiel a su costumbre, Miguel Vega siguió impulsando a su candidata por debajo del agua, y con todo el destartalado aparato priísta siguió operando a favor de Lety Serratos, mientras apapachaba en público a la recomendada de Esthela Ponce, confiado en que traía su propia carta debajo de la manga y el “cochupo” armado con el que inhabilitaría a la candidata de Esthela Ponce, en pleno registro de candidatos. Sin embargo, nunca pensó –ni reparó– que en el registro se descubriría su “cochupo” y que a la vista de todos se le caería la carta que escondía. La maestra María Luisa Salcedo de Beltrán, que presidía la Comisión Electoral y sancionaría los registros, a la hora de inscribirse Lety Serratos no cubrió con los requisitos y no hubo vuelta atrás. La maestra María Luisa Salcedo, celosa del fiel cumplimiento de la ley, y con la ley en la mano y voz firme, le dijo, no pasa y no pasó, siendo que era la candidata de Miguel Vega la que quedaba fuera de la jugada, y así fue como Rosy Montaño, en una típica alianza entre priístas, asumió la presidencia de la OMPRI en BCS.

    Existen infinidad de casos que ilustran cómo funcionan las alianzas entre priístas y en todas, sin excepción, se registran los mismos resultados, por eso el escepticismo en la alianza suma menos EPB-IGC que nació manca, con dos de los tres pilares que debían sostenerla.

    En el caso particular de esta alianza que tanto ha alegrado a los panistas, hasta el grado de ver la elección del próximo año como de mero trámite, los resultados prácticamente están a la vista de todo; desunión en el PRI –contrario a lo que pregonan– divisiones internas, enconos, agandalles y pleitos en medio de la nada y los que es peor, por nada, porque tampoco existe la más mínima seguridad de que uno de los dos, Isaías o Esthela, se alcen victoriosos el próximo año. Luego entonces cabe preguntarles a los dirigentes del partido, a los protagonistas de la escaramuza y a la propia militancia ¿A que diablos le tiran con esa alianza? que lejos de sumar resta.

    Hablan de unidad cuando se alían dos de los tres aspirantes a la candidatura, y lo peor es que hablan en nombre de “todos los priístas en el estado”. Yo no se dónde aprendieron hacer ese tipo de sumas mochas que ni el más experimentado maestro de matemáticas se atrevería hacer. Pero en fin, solo ellos creen que en la “suma de los totales” dos suman más que tres. ¿Échense ese trompo a la uña?

    1. ROJO

      Más tardó en tejerse la alianza de suma-menos Esthela Ponce Beltrán-Isaías González Cuevas, a que los panistas se ofrecieran a divulgar tan ingeniosa vacilada. No es de extrañarse ni llamarse sorprendidos que los más interesados en la alianza excluyente EPB-IGC sean, por feliz coincidencia, los panistas. ¿Por qué?, por la sencilla razón que tanto EPB como IGC, solos o por separado, son figuras fáciles de derrotar. Dicho en otras palabras, el PAN quiere comer tiernito en el 2015.
      Lo que habría que dilucidar es ¿dónde se armó la alianza excluyente del PRI, si en el PRI o en el PAN?. Toda vez que los oscuros intereses que la alentaron coinciden en el mismo propósito; hacer a un lado al aspirante puntero del PRI creándole una imagen negativa a fin de dejarles la cancha sola a Isaías González Cuevas y a Esthela Ponce Beltrán, que electoralmente son “pan comido” para el aspirante puntero del PAN.
      De ahí que los objetivos que se esconden en el oscuro fondo de la alianza de suma-menos estén bastante claros; sembrar y alimentar la percepción en la opinión pública, al tiempo de enviar mensajes al centro donde se toman las decisiones (Los Pinos y el CEN del PRI), de que en el PRI de BCS solo Esthela Ponce e Isaías González pueden unirse, hacer alianzas y convocar a la unidad el día y la hora que quieran; que Ricardo Barroso no tienen voluntad ni disposición política para “sumar” ni convocar a la unidad, que es informal, irresponsable, inmaduro y que no es un político de fiar; como tampoco es un hombre que honre acuerdos ni compromisos.
      Nada de sorprenderse –ni extrañarse– que periodistas afectos al PAN y no los priístas sean, por una feliz coincidencia, los principales divulgadores de la oscura alianza que, al igual que el huracán “Norbert”, ha sido más el escándalo que otra cosa. La cuestión es que con la “imagen negativa” que tratan de crearle al puntero del PRI tendiéndole celadas muy vistas, corren el serio riesgo de ser ellos los “trampeados”. (En próximas entregas les hablaré de las “alianzas” que armaba Miguel Vega en el PRI y de sus fenomenales “resultados”).
      Ahora bien, sí el verdadero objetivo es ejercer presión para que la decisión favorezca a uno de los dos, ya sea Esthela o Isaías, están en su “sagrado derecho al pataleo”, pero de eso a mandar mensajes de “unidad” a los priístas con la espada desenvainada, es otra cosa. La unidad se logra cuando están todos y todos son convocados con un propósito común, así existan desencuentros y diferencias. Está claro que dos de tres no hacen el todo ni la unidad.
      ¿Qué es lo que está pasando y puede pasar con la faramalla de la alianza EPB-IGC?. Es una buena pregunta que deben contestar en el PRI y los protagonistas de la escandalosa parodia, porque en esa perspectiva no se palpa ningún efecto positivo que en la práctica abone a la tan manoseada “unidad” priísta, al contrario están empedrando el camino de su próxima derrota. Sí es tal la desesperación por perder es cosa de que sigan así, firmes en sus propósitos para que se sigan divulgando y sean hartamente conocidas sus pírricas hazañas por la unidad de que dos son más que tres. ¡Vaya Unidad!. ¿Así como pues?.

      1. ROJO

        Por lo que se ve –sobre todo, por lo que se dejo entrever en el evento conquista de fin de semana– la presunta alianza entre Esthela Ponce Beltrán e Isaías González Cuevas, esconde lecturas no muy claras o fáciles de interpretar en relación a la película (carrera por la sucesión) que estamos viendo. ¿Porqué la supuesta alianza hasta ahora y no antes?. ¿O presienten que la decisión no los favorecerá?.

        En política –sostienen las clásicos– las alianzas suelen ser referentes de malos augurios como suelen ser en la vida mundana. Recuerdo que don Luís Bulnes siempre me decía; “mira víctor, cuando veas que dos cabrones se juntan, es que andan de apestados”. Y si en el PRI se juntaron dos de los tres aspirantes a la candidatura por la gubernatura, lo más probable es que ninguno de los dos vaya a ser.

        En 1974, en víspera de que conocerse la decisión, Rafael Castillo Castro –el perdedor– hizo alianzas con los curros como preámbulo de su derrota. En 1980, Armando Trasviña Taylor tejió alianzas con el viejo Team cervantista (Hugo Cervantes del Río) y Alberto Alvarado Arámburo fue el favorecido. Hoy, dos alianzas auguran exactamente lo mismo que en el pasado; Leonel Cota Montaño y Narciso Agúndez Montaño, envueltos en las frágiles enaguas de la segura derrota del PRD en 2015 y Esthela Ponce Beltrán e Isaías González Cuevas como probables aliados vencidos en la “puja” final en el PRI.

        Las “alianzas se dan cuando hay desventajas y debilidades de por medio, porque los fuertes nunca se alían; se imponen, arrebatan”. En ese sentido, la presunta alianza, sí es que existe, entre la Presidenta Municipal de La Paz y el Dirigente Nacional de la CROC, trasluce más que fortalezas, desventajas. Sí uno de los dos presiente que será el favorecido, haría alianzas pero hasta después de ser ungido y no antes como se estila en las reglas no escritas del PRI de todos los tiempos; el PRI de ayer, de hoy y del mañana.

        De modo que las alianzas hay que verlas con reservas, sobre todo en política donde las más humildes y desinteresadas coincidencias suelen resultar traicioneras. En el caso de la supuesta alianza Esthela-Isaías, el único punto que los incite a unirse es que ninguno de los dos vaya a ser; se unirían para efectos de negociar y llegar a acuerdos con el que sea ungido, que puede ser unas de las lecturas posibles que no se alcanzan a distinguir.

        Así que es muy riesgoso adelantar juicios basados en simples apariencias. Esthela Ponce se reúne a diario con distintos actores que tienen o no peso político como lo hace Isaías González Cuevas. De existir alianzas entre los dos no tendría nada de malo, lo malo son las señales difusas que enviarían a sus seguidores y al común de los mortales de que solo haciendo el “montón” es como pueden ser favorecidos o, que porque la decisión ya está dada.
        Demostrado está que las alianzas políticas sirven para sostenerse no para llegar. Los que llegan, llegan solos, con la menor carga de compromisos posibles, así sean en el PRI, PAN, PRD o en cualquier partido político. La famosa frase lopezportillista de “romper para estabilizar” sigue siendo, en el sistema político mexicano, un ejercicio recurrente, contrario a las alianzas o trabajar en equipo al que nunca se han acostumbrado los priístas para hacer política, política de la buena; que da satisfacciones y resultados.
        Así que anticipadamente no hay que echar a vuelo las campanas, sobre todo cuando “hay un gran escándalo en el cielo, más sin embargo, la situación es excelente”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s