Dr. Ibarra jamás apoyará minería tóxica


  • Respalda a la agrupación Medio Ambiente y Sociedad

La Paz, B.C.S.- Al sostener una reunión de trabajo con la asociación civil “MAS” (Medio Ambiente y Sociedad A.C. )  representada por Juan Ángel Trasviña presidente; Dr. Manuel Torres González del comité de difusión; y Ángel Eduardo Peralta de Difusión; el legislador Ernesto Ibarra Montoya manifestó su respaldo al trabajo que impulsa dicha asociación de recabar 60,000 firmas de ciudadanos para antes del día 10 de Mayo con lo que buscan blindar Baja California Sur contra todo tipo de proyectos de Mega Minería Toxica.

Ibarra Montoya manifestó que jamás apoyará los proyectos de mega minería tóxica las cuales extraen oro dejando peligrosos contaminantes. “como legislador estoy a favor de todas las inversiones que lleguen al Estado en bien de las familias sudcalifornianas, siempre y cuando no afecten la salud, el turismo y el medio ambiente, porque como conocedor de la ciencia médica y medico de profesión se que este tipo de minería en verdad afectaría a nuestra poblaciones con enfermedades como el cáncer, malformaciones genéticas, afectaciones del sistema psicomotor y muchas más, por ello expreso convencido que es más importante la vida que el oro mismo”.

El legislador expuso que nunca apoyará proyectos que  liberen peligrosos contaminantes como el  cianuro y con ello cientos de ácidos como el  arsénico y también metales pesados como cromo, cadmio, plomo, mercurio, además que liberan elementos radiactivos como uranio y torio, que llegan indiscutiblemente a los mantos freáticos, así como que los polvos que se levantan contaminando el aire en un radio de 17 kilómetros a la redonda.

15 comentarios en “Dr. Ibarra jamás apoyará minería tóxica

  1. Pitayo

    El presente documento forma parte de la carta que envió el Jefe Seatle al presidente estadounidense Franklin Pierce en 1855, en respuesta a su oferta de comprarle las tierras de la tirbu Suwamish, del noroeste de los EE.UU. que hoy forma parte del Estado de Washington.

    “El gran jefe de Washington manda palabras, quiere comprar nuestras tierras. El gran jefe también manda palabras de amistad y bienaventuranzas. Esto es amable de su parte, puesto que nosotros sabemos que él tiene muy poca necesidad de nuestra amistad. Pero tendremos en cuenta su oferta, porque estamos seguros de que si no obramos así, el hombre blanco vendrá con sus pistolas y tomará nuestras tierras.

    El gran jefe de Washington puede contar con la palabra del gran jefe Seattle, como pueden nuestros hermanos blancos contar con el retorno de las estaciones. Mis palabras son como las estrellas, nada ocultan. ¿Cómo se puede comprar o vender el firmamento, ni aún el calor de la tierra? Dicha idea nos es desconocida. Si no somos, dueños de la frescura del aire ni del fulgor de las aguas, ¿cómo podrán, ustedes comprarlos?

    Cada parcela de esta tierra es sagrada para mi pueblo, cada brillante mata de pino, cada grano de arena en las playas, cada gota de rocío en los bosques, cada altozano y hasta el sonido de cada insecto es sagrado a la memoria y al pasado de mi pueblo. La savia que circula por las venas de los árboles lleva consigo las memorias de los pieles rojas.

    Los muertos del hombre blanco olvidan de su país de origen cuando emprenden sus paseos entre las estrellas; en cambio, nuestros muertos nunca pueden olvidar esta bondadosa tierra, puesto que es la madre de los pieles rojas. Somos parte de la tierra y asimismo, ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas; el venado, el caballo, la gran águila; éstos son nuestros hermanos. Las escarpadas peñas, los húmedos prados, el calor del cuerpo del caballo y el hombre, todos pertenecemos a la misma familia.

    Por todo ello, cuando el Gran Jefe de Washington nos envía el mensaje de que quiere comprar nuestras tierras, nos está pidiendo demasiado. También el Gran Jefe nos dice que nos reservará un lugar en el que podamos vivir confortablemente entre nosotros. El se convertirá en nuestro padre y nosotros en sus hijos. Por ello consideramos su oferta de comprar nuestras tierras. Ello no es fácil ya que esta tierra es sagrada para nosotros. El agua cristalina que corre por ríos y arroyuelos no es solamente el agua sino también representa la sangre de nuestros antepasados.

    Si les vendemos tierras, deben recordar que es sagrada y a la vez deben enseñar a sus hijos que es sagrada y que cada reflejo fantasmagórico en las claras aguas de los lagos cuenta los sucesos y memorias de las vidas de nuestras gentes. El murmullo del agua es la voz del padre de mi padre. Los ríos son nuestros hermanos y sacian nuestra sed, son portadores de nuestras canoas y alimentan a nuestros hijos. Si les vendemos nuestras tierras ustedes deben recordar y enseñarles a sus hijos que los ríos son nuestros hermanos y también lo son suyos y, por lo tanto, deben tratarlos con la misma dulzura con que se trata a un hermano.

    Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestro modo de vida. El no sabe distinguir entre un pedazo de tierra y otro, ya que es un extraño que llega de noche y toma de la tierra lo que necesita. La tierra no es su hermana sino su enemiga y una vez conquistada sigue su camino, dejando atrás la tumba de sus padres sin importarle. Le secuestra la tierra a sus hijos. Tampoco le importa. Tanto la tumba de sus padres como el patrimonio de sus hijos son olvidados. Trata a su madre, la tierra, y a su hermano, el firmamento, como objeto que se compran, se explotan y se venden como ovejas o cuentas de colores. Su apetito devorará la tierra dejando atrás sólo un desierto.

    No sé, pero nuestro modo de vida es diferente al de ustedes. La sola vista de sus ciudades apena los ojos del piel roja. Pero quizás sea porque el piel roja es un salvaje y no comprende nada. No existe un lugar tranquilo en las ciudades del hombre blanco, ni hay sitio donde escuchar como se abren las hojas de los árboles en primavera o como aletean los insectos. Pero quizás también esto debe ser porque soy un salvaje que no comprende nada. El ruido parece insultar nuestros oídos.

    Y, después de todo ¿para qué sirve la vida si el hombre no puede escuchar el grito solitario del chotacabras ni las discusiones nocturnas de las ranas al borde de un estanque? Soy un piel roja y nada entiendo. Nosotros preferimos el suave susurro del viento sobre la superficie de un estanque, así como el olor de ese mismo viento purificado por la lluvia del mediodía o perfumado con aromas de pinos. El aire tiene un valor inestimable para el piel roja ya que todos los seres comparten un mismo aliento – la bestia, el árbol, el hombre, todos respiramos el mismo aire. El hombre blanco no parece consciente del aire que respira; como un moribundo que agoniza durante muchos días es insensible al hedor.

    Pero si les vendemos nuestras tierras deben recordar que el aire no es inestimable, que el aire comparte su espíritu con la vida que sostiene. El viento que dio a nuestros abuelos el primer soplo de vida, también recibe sus últimos suspiros. Y si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben conservarlas como cosa aparte y sagrada, como un lugar donde hasta el hombre blanco pueda saborear el viento perfumado por las flores de las praderas.Por ello consideramos su oferta de comprar nuestras tierras.

    Si decidimos aceptarla, yo pondré condiciones: El hombre blanco debe tratar a los animales de esta tierra como a sus hermanos. Soy un salvaje y no comprendo otro modo de vida. He visto a miles de búfalos pudriéndose en las praderas, muertos a tiros por el hombre blanco desde un tren en marcha. Soy un salvaje y no comprendo como una máquina humeante puede importar más que el búfalo al nosotros matamos sólo para sobrevivir. ¿Qué seria del hombre sin los animales? Si todos fueran exterminados, el hombre también moriría de una gran soledad espiritual; porque lo que le suceda a los animales también le sucederá al hombre. Todo va enlazado.

    Deben enseñarles a sus hijos que el suelo que pisan son las cenizas de nuestros abuelos. Inculquen a sus hijos que la tierra está enriquecida con las vidas de nuestros semejantes a fin de que sepan respetarla. Enseñen a sus hijos que nosotros hemos enseñado a los nuestros que la tierra es nuestra madre. Todo lo que le ocurra a la tierra le ocurrirá a los hijos de la tierra. Si los hombres escupen en el suelo, se escupen a si mismos.

    Esto sabemos: La tierra no pertenece al hombre; el hombre pertenece a la tierra. Esto sabemos, todo va enlazado, como la sangre que une a una familia. Todo va enlazado. Todo lo que le ocurra a la tierra, le ocurrirá a los hijos de la tierra. El hombre no tejió la trama de la vida; él es sólo un hilo. Lo que hace con la trama se lo hace a sí mismo. Ni siquiera el hombre blanco, cuyo Dios pasea y habla con él de amigo a amigo, no queda exento del destino común. Después de todo, quizás seamos hermanos. Ya veremos.

    Sabemos una cosa que quizás el hombre blanco descubra un día: nuestro Dios es el mismo Dios. Ustedes pueden pensar ahora que Él les pertenece lo mismo que desean que nuestras tierras les pertenezcan; pero no es así. Él es el Dios de los hombres y su compasión se comparte por igual entre el piel roja y el hombre blanco. Esta tierra tiene un valor inestimable para Él y si se daña se provocaría la ira del Creador.

    También los blancos se extinguirían, quizás antes que las demás tribus. Contaminen sus lechos y una noche perecerán ahogados en sus propios residuos. Pero ustedes caminarán hacia su destrucción rodeados de gloria, inspirados por la fuerza del Dios que los trajo a esta tierra y que por algún designio especial les dio dominio sobre ella y sobre el piel roja.

    Ese destino es un misterio para nosotros, pues no entendemos porqué se exterminan los búfalos, se doman los caballos salvajes, se saturan los rincones secretos de los bosques con el aliento de tantos hombres y se atiborra el paisaje de las exuberantes colinas con cables parlantes. ¿Dónde está el matorral? Destruido. ¿Dónde esta el águila? Desapareció. Termina la vida y empieza la supervivencia”.
    Jefe Seatle
     
    

    1. Pitayo

      Solo siete anios después de habernos arrebatado la mitad de nuestra patria.
      “estos pueblos californianos se han resuelto perecera entre sus ruinas sntes que entregar a nuestros enemigos nuestro suelo al invasor”
      No lo digo yo, no te digo quien, ni cuando. Pero deberíamos todos de aprender de nuestra historia, para que esta no se repita.

  2. LAURITA

    PRIMERO EL DIPUTADO IBARRA CREO QUE ES UN IGNORANTE, DEBE DE DOCUMENTARSE PARA PODER HABLAR, Y TODOS SABEMOS QUE ESTO ES PARTE DE SU CAMPAÑA, ESCUCHARLO TE DA RISA

  3. Pitayo

    Tienes las ideas y los valores cruzados.
    Según tu ibarra no hace nada y es igual a arturo, pero es el único diputado que ha manifestado a favor de proteger la vida, la salud y se opone a la megamineria tóxica. Además es el unico que ha señalado los malos manejos de todos los municipios de bcs.
    Pos que hacen los que según tu si sirven?
    Por que no se suman o nos guían en defensa de bcs tal y como lo hace el Dr. Ibarra?
    Puedes no simpatizar con el Dr. o con su partido, pero debemos de hacer que los demás diputados y funcionarios electos se sumen y nos envíen seniales claras de que les importa mas la vida que el oro de los sudcalifornianos

  4. mario

    DANTE: POR SUPUESTO QUE LOS MINEROS INTENTAN COMPRAR A TODOS, PERO NO PUEDEN. ESTÁN LOS PUEBLOS EN LATINOAMÉRICA QUE LO DEMUESTRAN, Y EN LA PAZ, ESTE GRUPO.
    PITAYO: DE ACUEDO CONTIGO. ESTE SÁBADO A LAS 7, HAY UN EVENTO EN EL ANTIGUO PALACIO MUNICIPAL, TAMBIÉN SE VAN A RACABAR FIRMAS. VAYAN A FIRMAR, LLEVEN A SU FAMILIA, LUCHEMOS CONTRA LA MEGAMINERÍA Y CONTRA LA POCA GENTE QUE AÚN NO ENTIENDE LO GRAVE QUE ES.

  5. PITAYO

    PERDONAME PERO DISCULPAME DANTE, QUE TU VENDERIAS O MATARIAS A TU MADRE POR UN LINGOTE DE ORO, HABLA DE TU BAJO NIVEL MORAL Y EGOISMO. LA VIDA VALE MAS QUE EL ORO Y QUIENES ESTAMOS EN CONTRA DE LA DESTRUCCION DELMEDIO AMBIENTE SOMOS MUCHISIMOS SUDCALIFONIANOS. LAS FIRMAS AHI ESTAN, LAS DEMOSTRACIONES SON CLARAS Y LA PRUEBA ES QUE YA HAY AL MENOS UN DIPUTADO A QUIEN NO HAN COMPRADO LAS MEGAMINERAS TOXICAS Y PUBLICAMENTE Y EN TRIBUNA SE HA MANIFESTADO ROTUNDAMENTE EN CONTRA DE ESTA ACTIVIDAD.
    ¿SABES QUIENES INTEGRAN LA ASOCIACION MAS? ¿QUIENES SON JUAN ANGEL TRASVIÑA, MANUEL TORRES Y ANGEL PERLTA?
    O LO SABES Y NO TE IMPORTA O ERES TAN IGNORANTE COMO AMBICIOSO Y SIN PRINCIPIOS.
    ESE TIPO DE GENTE COMO LOS LLAMAS SON PROFESIONALES DE LA SALUD, EL MEDIO AMBIENTE Y LA MINERIA. ES POR ESE TIPO DE PERSONAS QUE AUN TENEMOS AGUA Y NO HAN EMPEZADO A DESTRUIR NUESTRO ENTORNO Y EL DE NUESTROS HIJOS Y NIETOS.

  6. DANTE

    por ese tipo de gente B.C.S no tiene para mas que trabajar en el gobierno limitan el progreso del estado.CUANTOS DE ESTUDES NO ACEPTARIAN UN LINGOTE DE ORO EN ESTAS CRISIS hay que ser congruentes y realistas esta ASOCIACION CIVIL esta en contra de la mineria por que todavia no le dan su mochada para que se dejen de ladrar.

  7. PITAYO

    TODO BCS EN CONTRA DEL CAMBIO DE ORO POR CIANURO Y METALES CANCERIGENOS!
    lO APOYAMOS DR. A USTED Y A TODOS LOS QUE BUSCAN PROTEGER LA CIUDADNIA PROMOVIENDO EL DESARROLLO SUSTENTABLE DE LAS ZONAS RURALES BUSCANDO ALTERNATIVAS DE DESARROLLO ECONOMICO QUE NO CONTAMINEN, NI PONGAN EN RIESGO LAS GENERACIONES FUTURAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s